Día: 15/02/2012

Lugar: Universidad Jaume I

Durante el último año en los países de tradición árabe, desde el Sáhara Occidental hasta Baréin, la población ha decidido levantarse contra sus gobernantes. Opresores, tiranos, ladrones y buenos amigos de occidente muchos de ellos, habían establecido en sus países regímenes totalitarios que irónicamente nos hacían recordar el lema del Despotismo Ilustrado del siglo XVIII: “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. La posición de la Comunidad Internacional ante estos sucesos ha sido desigual según los países y la pregunta es: ¿por qué?.  En una nueva sesión del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, Sidi Omar, Embajador de la RASD en Etiopia y Representante Permanente ante la Unión Africana en Addis Ababa, analizó la llamada “Primavera Árabe”.

Mapa de la situación de los países árabes. Fuente: RT Tv

 El propio nombre dado por los medios de comunicación de todo el mundo a los levantamientos antigubernamentales (Primavera Árabe) hace una llamada a los diferentes movimientos revolucionarios que se han dado contra el poder a lo largo de la historia: le Printemps des Peuples (1848) – La primavera de los Pueblos – Eric Hobsbawm -, la Primavera de Praga (1968), la Revolución Iraní (1979)Estos episodios han supuesto un punto de inflexión en la lucha de la población contra el poder gubernamental hacia la búsqueda de mayor capacidad de participación y decisión, pero cada levantamiento ha tenido sus particularidades y tratar de englobarlos todos dentro de un término como este resulta tremendamente reduccionista e ideologicamente muy cargado.

Titulares en los principales medios de comunicación. Fuente: Presentación Sidi Omar

Para más inri, el periodista del New York Times, Thomas L. Friedman, escribía lo siguiente en su artículo “This Is Just the Start”, a lo que llamó el “Efecto Obama”:

“Hmmm, let’s see. He’s young. I’m young. He’s dark-skinned. I’m dark-skinned. His middle name is Hussein. My name is Hussein. His grandfather is a Muslim. My grandfather is a Muslim. He is president of the United States. And I’m an unemployed young Arab with no vote and no voice in my future. (Traducción: Hmmm, míralo. Él es joven. Yo soy joven. Él es negro. Yo soy negro. Su segundo nombre es Hussein. Mi nombre es Hussein. Su abuelo es musulmán. Mi abuelo es musulmán. Él es presidente de Estados Unidos. Y yo soy un joven árabe desempleado sin voz ni voto en mi futuro.)

No obstante, podemos encontrar algunas similitudes entre los levantamientos de los diferentes países: la degradación de las condiciones socio-económicas y políticas unida al descontento por el alto desempleo, la subida de los precios de los alimentos, la pobreza, la corrupción, la desigualdad, el estancamiento económico, el autoritarismo de los gobernantes y la falta de libertades. La rápida organización de la gente se ha producido gracias a que la mayor parte de la población de estas regiones tiene menos de 30 años (65%), tienen un nivel educativo más alto que las generaciones anteriores y, como no, tienen un arma muy poderosa llamada Internet, la cual ha servido para convocar protestas y organizar a la gente. Ya vimos por ejemplo, en Londres, cómo el Gobierno se vio obligado a actuar.

Con problemas similares, la respuesta internacional en cada uno de los conflictos no ha sido la misma. Además, se han dado grandes paradojas por parte de países como EE.UU., Francia, España, Reino Unido o Italia, quienes poseían buenas relaciones con los gobiernos del norte de África. Por otro lado, la situación en los diferentes países no era la misma, pero la expresión simbólica de los levantamientos por parte de medios de comunicación e instituciones políticas ha hecho pensar que sí.

Sáhara Occidental

El 9 de octubre de 2010, 30.000 Saharauis protestaron contra las miserables condiciones de vida y los abusos cometidos por las autoridades marroquíes, pero el 8 de noviembre los campamentos fueron desmantelados y cientos de personas arrestadas. Aún así, las protestas en el Sáhara Occidental no han cesado.

Tanto Francia como España se niegan a condenar y poner fin a los abusos de Marruecos debido a los jugosos contratos de explotación pesquera y minera que les han sido concedidos en territorio saharaui, entre otros motivos.

Libia

El caso de Libia es uno de los más interesantes, en el que Francia ha tomado la iniciativa a pesar de que el presidente Sarkozy dejó claro que tenía que reunirse con los países que “empiezan a tomar el camino de la respetabilidad”, en alusión a sus encuentros con Gaddafi. En la presentación del profesor Sidi Omar (al final) podemos ver la cronología de los acontecimientos, pero la aplicación de la resolución 1973 de Naciones Unidad, en virtud de la “Responsabilidad de Proteger (civiles, supuestamente)”, escondía muchos intereses que no han sido contados por la mayoría de los medios. El Reino Unido ha pedido petróleo a Libia en compensación a la ayuda prestada, más ahora que Irán ha decidido dejar de exportar petróleo de manera directa a algunos países de la Unión Europea y Francia e Italia se pelean por conseguir los contratos de reconstrucción. Para una Europa en crisis la guerra en Libia ha resultado muy ventajosa, al menos económicamente. En la web Rebelion podéis encontrar un apartado entero con interesantes artículos sobre el tema y una breve cronología de los acontecimientos podéis encontrarla en El País.

A pesar de todo, la situación actual en Libia es muy mala, hasta tal punto que Médicos sin fronteras se ha negado a trabajar en las cárceles y Amnistía Internacional ha denunciado los constantes abusos por parte de las autoridades actuales. No parecía que Gaddafi tuviera ningún problema con los gobiernos occidentales, lo vemos en sus acuerdos y reuniones con países como Italaia, Francia o España, pero su acercamiento a China y el acceso de este país a los recursos Libios podía resultar un “problema de seguridad”. Libia contaba con uno de los niveles de vida más altos de la población en África y con un amplio apoyo por parte de la población. Por otro lado, su sistema político tribal, la Yamahiririya, tampoco ha sido bien presentado ante el público, quizá una de las razones por las que Gaddafi tenía tanto apoyo.

Egipto

La estrecha relación que Estados Unidos ha tenido con el ex presidente Mubarak (Egipto) ha producido una gran transfusión de fondos desde el país norteamericano hacia el Cairo a través de instituciones como la NED, el IRI o la USAID. Esta cooperación financiera se ha traducido en unos 28,6 mil millones de dólares, los cuales se han unido a la cooperación militar, a la que EE.UU. aportaba alrededor de 1,3 mil millones de dólares anuales, cantidad que sólo está por detrás de la cooperación con Israel. Sin embargo, tras la caída de Mubarak, la ayuda estadounidense ha caído en más de tres veces, por lo que las relaciones están empeorando. A esta situación se unen las denuncias de las autoridades sobre ONG estadounidenses a las que acusan de desestabilizar el país y las amenazas de EE.UU. de retirar la ayuda si se sigue persiguiendo a estas organizaciones.

Túnez

Túnez es uno de los países prioritarios de la AECID (Agencia Española de Cooperación al Desarrollo), dentro de la categoría C (“consolidación” de logros de desarrollo). Las relaciones de cooperación con España se enmarcan en una Comisión Mixta Hispano-tunecina (la última, la sexta, que se dice pronto, se firmó en el 2007), donde se celebra que España y Túnez son “asociados estratégicos prioritarios que gozan de la más alta confianza política” (2). También se pretende superar las contribuciones previas para la cooperación al Desarrollo con Túnez, que entre 2004 y 2006 llegaron a los 10 millones de euros. En este enlace podéis ver un análisis interesante de la cooperación hispano-tunecina.  el presidente Zapatero no tardó en viajar a Túnez para apoyar “los nuevos procesos”.

Otros escenarios: Barein y Yemen

No quería terminar este pequeño artículo sin dejaros un par de artículos que hablan sobre dos de las revoluciones menos atendidas: Yemen y Barein (enlaces con imágenes y vídeos bastante duros). Ambos países ocupan un lugar estratégico privilegiado y, por mencionar un par de elementos rápidamente: en el caso de Yemen no interesa tener en el gobierno grupos que puedan oponerse a el establecimiento de la base estadounidense en la isla de Socotora; en el caso de Barein no interesa tener un “agente desestabilizador” más en una región por la que fluye una gran cantidad de petróleo actualmente controlada por los regímenes pro occidentales. Quizá entre más a fondo en estos dos interesantes procesos, pero os invito a investigarlos si os interesan.

Reflexiones finales

¿Cómo es posible que todos estos actores extranjeros utilicen discursos sobre democracia, derechos humanos e imperio de la ley cuando ellos mismos no dudan en apoyar regímenes opresivos en función de los intereses en juego? La hipocresía es clamorosa. Del mismo modo, es sostenimiento por parte de los representantes políticos legitima los actos de opresión en favor de la seguridad y la estabilidad, como era Gaddafi en Libia, quien contenía la migración hacia Europa, principalmente hacia la “protofascista” Italia de Berlusconi.

Lo que esta claro, es que estas paradojas no pueden sostener regímenes durante largo tiempo porque las poblaciones se dan cuenta de lo que supone para ellos. Los gobiernos que han apoyado estos regímenes han demostrado como están más interesados en contra prestaciones a corto plazo que en el desarrollo humano de las poblaciones de los diferentes países. Es necesario un cambio de tendencia hacia acuerdos y actuaciones más coherentes en virtud de una situación más justa y equitativa. La justicia Internacional debería perseguir tanto a los criminales como a sus principales sustentadores. Existen las herramientas, pero hace falta voluntad para su utilización efectiva.

Mientras tanto, los protagonistas de los levantamientos en el mundo árabe siguen viviendo dentro de una cierta incertidumbre, con procesos políticos y sociales abiertos en unos lugares y con venganzas y maltratos por parte de los vencedores en otros. En este complejo panorama, los ciudadanos siguen luchando por su libertad día a día frente a las decisiones de unos pocos gobernantes.

El poder del pueblo Vs el poder de la Reapolitik: Fuente: Presentación de Sidi Omar

¡SALUD!

comentarios
  1. Jorge Reana Yarto dice:

    La “Primavera Àrabe” ha sido la inducciòn del cambio favorable a las potencias occientales mediante las armas de la ilegalidad y la ilegaitimidad que proporcionan las operaciones encubiertas de todo tipo de los servicios de inteligencia de tales Estados, para detentar el control de las fuentes de energìa convencionales de frente a la proxima escasez de ellos de aquì al año 2030, para procesar de una mejor manera la transiciòn hacia el nuevo patròn energètico basado en las energìas sustentables, limpias y renovables. Es decir, una gran operaciòn estratègica regional que aprovechò y generò, a la vez, en buena medida, las conflictivas presentes en las sociedades y gobiernos atacados, como Yemen, Egipto y Libia, sobre la base del posicionamiento de fuerza obtenido en Afganistàn e Irak, previamente, para doblegar tambièn a los regimenes que en la zona aùn guardan distancia con la polìtica injerencista y de agresiòn de las potencias ocicdentales, como la propia Siria e Iràn, poco proclives a los intereses econòmicos de Occidente. Un plan de geopolùtica estratègica que se ha hecho pasar mediaticamente como “insurrecciones civiles por la democracia”, acudiendo a la manipulaciòn, el engaño, la mentira, la contaminaciòn propagandìstica y el montakje mediàtico a escala internacional. Quienes han quedado en el poder, son peores que los gobiernos derrocados bajo el lema de ser autoritarios y represivos. Es una gran mascarada propia de la mentalidad neocolonial de Occidente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s