Archivos para mayo, 2012

“La energía se mueve en olas.
Las olas se mueven en patrones y ondas de forma.
Los patrones y ondas de forma se mueven en Ritmos.
Un ser humano es simplemente esto: energía, olas,
patrones, ondas de forma, ritmos.
Ni más ni menos.
Una danza.”

Gabrielle Roth

Día: 23/05/012

Lugar: Universidad Jaume I

El último Seminario Intercultural del  Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, de este curso, traía consigo una de las mayores sorpresas que me podía haber ofrecido el Máster: un gran baile. Pero no un gran baile de esos con vestidos, alcohol y música a tope, sino uno de esos que te sana por dentro y de los que te hacen recordar por qué amas la danza (mi caso, aunque no la practique demasiado, desgraciadamente). Gracias a Egidio Bustamante, a Noelia Ruiz y a la danza de los 5 Ritmos, utilizamos la música y el baile para mirar a nuestro interior y, al mismo tiempo, conectarnos con la gente presente en aquel espacio.

Según Gabriel Roth: “Los 5 Ritmos son el fundamento del trabajo corporal y espiritual de Gabrielle Roth. Constituyen un mapa de un territorio que ha fascinado a mucha gente desde hace miles de años y dicho territorio es realmente el territorio de lo que significa ser más plenamente humanos de lo que nos exige la mayor parte de la vida cotidiana”. Esta danza consiste en un ciclo conocido como La Ola, dividido en 5 ritmos individuales:

Fluido: el profesor de la fluidez y la gracia. Es un ritmo que busca encontrar una continuidad en el movimiento, mediante el que somos conscientes del peso del propio cuerpo. Es un movimiento continuo, circular, pesado, en contacto con la tierra, el movimiento de una cosa transformándose en otra, la etapa de la infancia, la madre y el elemento Tierra. Sientes como fluye tu cuerpo en el espacio, te ayuda a soltarte, a interiorizar y utilizar la energía femenina que hay en ti. Te ayuda a encontrar cierta calma, a empezar a olvidarte de esas cosas que te preocupan y que sientes que debes transformar en un proceso de continuo cambio. Sales de la tierra de la que eres parte, pero a la que estás unido por completo.

Stacatto: es el profesor de la definición y el refinamientoEs el ritmo en el que expresamos lo que hemos escuchado con movimientos enfáticos, expresivos, surgen ángulos, líneas, aristas, formas y es como si hubieramos pasado de escuchar el movimiento de la energía interior a darle forma forma física. Empezamos a decir “sí” a esto y “no” a lo otro, abriéndonos a algo o apartándolo. El ritmo del Padre, del Fuego y del Corazón. La etapa de la niñez a la pubertad. Es el momento de la rebeldía, de dejar las cosas claras y enfatizar aquello en lo que creemos a través de la energía masculina. No es una batalla contra nadie aunque parezcan movimientos violentos, pero sí una lucha interior con todo aquello que nos molesta. Tomamos las cosas que nos gustan y dejamos fuera lo que nos desagrada. Estamos creciendo, pero ya somos capaces de elegir, dando forma a nuestro sentir a través de formas claras y rompedoras. Ya nada fluye.

Caos: el anuncio de la creatividad que busca forma. Consiste en permitir, invitar, animar, dejar ir; simplemente con concentrarnos y dejar que lo que llamamos la mente ordinaria pase a ocupar un segundo plano en el movimiento. La relajación de la mente. La integración de la  energía femenina y masculina, la energía de la madre y del padre, la energía relacionada con la tierra y el fuego donde los movimientos son a la vez fluidos, continuos, circulares y se expresan donde la melodía y el ritmo se juntan. El ritmo de la adolescencia y el elemento agua. Tu cuerpo se mueve como él sólo sabe, de aquí para allá con su único sentido el cual no debes comprender. Te dejas ir y disfrutas de la unión de lo masculino y lo femenino en un sólo ritmo. Se parece mucho a las relaciones humanas, tan excitantes y apasionantes como caóticas y descontroladas. Tu cuerpo se mueve más rápido que tus pensamientos y todo lo que está más allá de tu ser y tu momento deja de tener valor y sentido. Se concentra la energía y explota por todos lados mientras sientes como se expande y busca salir de ti mismo, que estás repleto. Compartir esa energía que te rodea mandándola con fuerza hacia los demás y que te libera al mismo tiempo de cargas pesadas.

Lírico: es el profesor de la síntesis y la integración. Es el ritmo de la fascinación que  produce el propio movimiento a través de olas y formas y la disolución, en cierto sentido, de la forma sólida. Aquí el  movimiento está trascendiendo del cuerpo físico. Es el ritmo de la madurez y el elemento Aire. La energía que te hacía sentir pesado está ya fuera y, como un ave fénix, te sientes renovado. Ganas de saltar, volar, reír, sentir un aire nuevo, llorar de alegría… Es una vuelta al comienzo a través de un ritmo fluido, que no te deja parar de sentir cosas buenas. Buscas a quienes más quieres en tus pensamientos y tratas de conectarte a ellos porque tu ser está más allá de tu cuerpo y busca viajar hacia ellos. Es amor, es pasión, es lucidez, es recuerdo, es ligereza, es belleza…

Quietud: el profesor de la compasión y la paz. El ritmo  en el que existe la intención o el sentimiento o el impulso de querer manifestar la Unidad. El movimiento, quien baila, la respiración y el espacio externo “es uno” y por tanto, este es el ritmo que probablemente más se asemeja a una meditación de pie o en movimiento. Es un enlace entre lo mundano y lo mágico, lo ordinario y lo sagrado. El ritmo de la compasión y el éter. La etapa de la vejez. El descanso y el placer te invaden a través de la calma musical. Es el momento de buscar dentro de ti mismo esa paz que tiene como culmen todo este proceso. Volver a conectarte con la tierra y con los demás, volver al inicio. Poco a poco tu cuerpo y tu mente te piden calma y dan la bienvenida a un espacio en el que mirar sólo en tu interior. Quizá el lugar donde lo hicimos no fuera el mejor escenario, pues yo eché mucho de menos el olor de la tierra y la humedad de los bosques en los que yo crecí. Unido al mundo, con energías nuevas, vuelves a recordar porqué amas la danza.

¡SALUD!

Anuncios

Día: 09/05/2012

Lugar: Universidad Jaume I

En una nueva sesión del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, Henning  Lorch nos habló de la relación entre la igualdad de género y la violencia estatal. En este espacio Henning tomó la palabra para presentar ideas sobre cómo la igualdad de género disminuye la violencia estatal, a través de políticas que fomenten la igualdad de oportunidades y reduciendo significativamente los estereotipos que han fomentado el dominio masculino durante mucho tiempo.

Henning planteó un interesante recorrido a través de la violencia estructural, ayudándose de métodos cuantitativos y presentando interpretaciones diversas (diferencias de género,  inter-/intranacionales, diferencias sociedad civil/estado, económicas, etc.) a través de varios autores: 1. Caprioli (2000), 2. Caprioli and Boyer (2001), 3. Caprioli (2003), 4. Regan and Paskeviciute (2003), 5. Caprioli (2005), 6. Melander (2005), 7. Hudson and Brinton (2007), 8. Heaney (2009), 9. Nincic & Nincic (2002), 10. Bjereld (2001). Podéis encontrar la presentación aquí: Gender Equality and State Violence – By Henning Lorch

Sin embargo, lo que más llamó mi atención aquel día fue el modelo presentado por el ponente. Aunque no creo mucho en los modelos que tratan de explicar la complejidad inmensa de este mundo en el que vivimos, creo que Lorch estuvo acertado en las relaciones encontradas entre las variables incluidas en el modelo.

Modelo presentado por Henning Lorch

La idea principal de el modelo es que tanto los sistemas de gobierno, como los factores económicos y culturales, son determinantes en el desarrollo de una sociedad y también son muy importantes desde el punto de vista de género. Esto se produce ya que en función de cuáles sean las características que posean esas variables, el papel de las mujeres también se ve afectado de una forma u otra. Del mismo modo, las políticas estatales influyen en ello. Por ejemplo, una educación basada en la narrativa de los “grandes hombres de la historia” (descubridores, comerciantes, economistas, reyes…) decanta mucho la balanza hacia la predominancia masculina. ¿Por qué no hablar también de las grandes mujeres que han vivido y hecho grandes cosas por este mundo? Es una buena forma de crear conciencia y reconocimiento, como plantea este modelo.

Del mismo modo, la incorporación de las mujeres al mundo laboral, “de puertas hacia fuera” si queréis, (¿cuándo no han trabajado? que alguien me lo diga…) y a los puestos de poder (aunque siguen siendo minoría) también han supuesto un vuelco del sistema patriarcal, facilitando que las conexiones planteadas por este modelo se incrementen. La lucha feminista en la búsqueda de la equidad, pero basada en la diferencia (somos diferentes en capacidades y en maneras de obrar, ya no sólo por género sino como individuos y creo que los más positivo es saber sacar lo mejor que hay en cada uno), ha logrado grandes cosas, pero la discriminación en ciertos contextos sigue muy presente por desgracia.

Además, todo este panorama está envuelto por el papel de los omnipresentes y poderosos medios de comunicación, que a menudo y sin saberlo, a veces, reproducen las estructuras tradicionales. No obstante, gracias al trabajo cada vez más intenso y efectivo de las organizaciones que trabajan por tener en cuenta el enfoque de género, ya existen códigos éticos que buscan introducirse en los ámbitos comunicativos y educativos.  A mi no me cabe la menor duda de que, como decía Henning, una mayor participación, consideración y reconocimiento de la mujer en la sociedad y una mayor igualdad (con lo cual, menor discriminación) supondrán una menor violencia por parte del Estado, principalmente porque el cuidado aumentará y disminuirá la fuerza. Entonces si habrá un verdadero equilibrio entre las energías femenina y masculina.

Aquí os dejo el modelo propuesto por los compañeros en el taller final, con unas discusiones muy interesantes:

Modelo propuesto por los estudiantes del Master de la Paz (2011-2013)

¡SALUD!

Fecha: 16/05/2012

Lugar: Universidad Jaume I

El Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I se cargó de energía muy positiva en un nuevo encuentro. Esta vez, los encargados de dirigir la sesión fueron el profesor Daniel Pinazo y Julius Mbwauki, maestro de meditación. Éste último guió una sesión de meditación que le dio un color especial al penúltimo seminario de este año.

Julius tomó las riendas del espacio ante unas 100 personas y comenzó a explicar sus propias sensaciones y experiencias a través de la meditación, como parte de su ser. Tras explicar algunas consideraciones sobre las meditaciones y bajo un sol cálido de mayo, Julius nos instó a cerrar los ojos y comenzar junto a él una meditación que concentró toda nuestra energía en la búsqueda de la paz mundial.

A pesar del calor, creo que fue una bonita experiencia, no sólo por compartir con mucha gente un así, sino por las propias sensaciones que pude sentir durante esa media hora a pesar de que el sitio quizá no fuera el mejor. Una bola blanca de energía nos acompañó durante todo el viaje meditativo, atravesando nuestro cuerpo de un lugar a otro y trasportando la energía hacia allá donde nosotros queríamos que fuese. Comenzó sobre nuestras cabezas y salió por donde había entrado, pero creo que aportó calma y balanceó parte de mi equilibrio vital.

Al principio, más concentrado en el calor y en una posición en la que no me encontraba cómodo, la bola energética tardó en penetrar en mí con todo su efecto, ya que yo era incapaz de concentrarme. Sin embargo, poco a poco me fui sintiendo más y más a gusto. Los músculos se me relajaban cada vez más y sentí como mi energía se concentraba alrededor de aquella bola imaginaria que atravesaba mi cuerpo de un lado para otro. Los lugares de mi cuerpo por donde pasaba la bola de energía se renovaban, adquiriendo nueva fuerza para continuar en la lucha por la paz. Por otro lado, aquellos que no concentraban esa energía vital se desligaban de mi sensación terrenal, como si en ese momento estuvieran inertes. Esta sensación de relajación y fuerza vital al mismo tiempo, me llevó a dar alguna cabezada, ya que cuando la bola estaba en mi estómago o en mis piernas mi cabeza y mi mente estaban en otro lugar, pues yo era consciente de que no estaba dormido.

Los cinco minutos finales fueron de silencio total, ni siquiera Julius decía una palabra. Cada uno sabría donde se encontraba en aquel momento, pero yo sentí que na gran concentración de energía sobrevolaba nuestras cabezas lista para ser liberada hacia el cielo, hacia el resto del mundo. Fue un gran momento, ya que lo único que se oía era el murmullo de la gente en el Ágora universitaria y los sonidos típicos de un contexto urbanita. La comunión entre ser humano y espacio de vida fue claro. Quizá habría sido mejor hacerlo sobre tierra y en comunión con la naturaleza de manera más directa, pero este espacio también forma parte de nuestra vida diaria.

La meditación colectiva fe una interesante experiencia de concentración y recolección conjunta de energía para enviarla allí donde ahora hace tanta falta. Sin embargo, todos podemos aportar nuestro granito de arena diario, semanal, mensual… enviando un poco de energía cuando tengamos un ratito para dedicarle al mundo, a la paz. La meditación es una buena forma no sólo de compartir la energía y la paz con otros, sino de encontrarnos a nosotros mismos mirando hacia el interior, que muchas veces se nos olvida.

¡SALUD!

Día:  02/05/2012

Lugar: Universidad Jaume I

África ha vuelto a ser uno de los temas a tratar en el Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, donde Macharia Munene, profesor en la United States International University in Nairobi, hablo de la importancia geopolítica y estratégica del este de África.

Ya desde la época colonial, la zona del cuerno de África ha sido una de las más importantes del continente. En esta zona, a lo largo de los siglos, se han ido mezclando los intereses internos de las poblaciones locales con los intereses extra estatales de las antiguas potencias coloniales. El control de tres puntos estratégicos como son el canal de Suez (clave para el transporte marítimo), el Mar Rojo (puente entre Asia y África) y la salida al Índico con una posible proyección y control hacia el Golfo Pérsico, hacen de esta zona una de las más importantes a nivel geoestratégico.

Los movimientos de las potencias occidentales en este sentido parecen estar claros. Con una base en Djibouti, con cada vez más presencia en el vecino Yemen y con operaciones como ATLANTA, Estados Unidos ha pasado a ser uno de los países más interesados en la estabilidad de la zona, después de que en 2004 estimara que África Oriental era la zona más peligrosa para sus intereses. Otros países están presentes en la zona: España, Alemania (con mucha presencia a nivel de ayuda humanitaria), Francia, China, Rusia, Gran Bretaña, etc. Todos jugando su papel en la zona para salvaguardar sus intereses pesqueros, sobre hidrocarburos, gas, minerales, rutas comerciales…

Amenaza de guerra en Somalia, final de 2006

Eritrea y Etiopía siguen limando sus diferencias en territorio somalí

Del colonialismo belga, alemán, británico o italiano el África Oriental heredó una gran cantidad de desigualdades en incongruencias que facilitaron conflictos como el de Rwanda y el devenir de Somalia hacia un Estado que se define como fallido. Sin embargo, ante estas lógicas de poder externas, los propios países de la región siempre han tratado de hacerse con un hueco dentro de su área de influencia y he aquí que a lo largo del tiempo han derivado en conflictos entre Etiopía y Eritrea (que siguen su conflicto a través de terceros en Somalia, desde hace ya tiempo), entre Uganda y Tanzania o que incluso regiones como Sudán del Sur decidan tomar las riendas de su propio futuro.

Además, estos conflictos generan gran cantidad de desplazados en África Central y Oriental, dificulta mucho más las cosas y traslada los problemas más allá de unas fronteras que ni siquiera todo el mundo reconoce como tales. En Kenia, por ejemplo, los campos de refugiados siguen creciendo en la actualidad. A estos elementos, se une el hecho de que ciertas zonas del noreste de la República Democrática del Congo, minerales como el estratégico Coltán están alimentando esos conflictos e implicando a los vecinos del este, ya que suele ser por los países vecinos por donde este mineral accede al mercado internacional.

Todo el continente es un elemento estratégico fundamental tanto para los países extranjeros, que beben de sus recursos, como para los propios africanos, que parecen no haber interiorizado todavía el poder que tienen si deciden utilizarlo. Si lo pueblos africanos tuviesen la capacidad de unirse, defenderían mucho mejor sus intereses y su posición como continente frente al expolio occidental y oriental. Sin embargo, a lo largo y ancho del territorio, los conflictos han desangrado y están desangrando África. Muchas son las contradicciones internas del “continente olvidado”, algunas derivadas del colonialismo y de la globalización y otras de sus dinámicas internas, pero algunos países fuertes en la región están tratando de alzar la cabeza, más ahora que el panaficanismo impulsado por Gadafi (entre otros muchos) ha perdido una de sus cabezas importantes.

Sin embargo, las relaciones con occidente y con China siguen apuntando a África como uno de los lugares calientes del planeta a nivel geopolítico y geoestratégico. La población africana sufre el hambre derivado de la especulación con su tierra y la muerte de las luchas por los recursos estratégicos, mientras que las desigualdades y el descontento sigue siendo creciente. Mientras tanto, las grandes potencias se reparten el pastel tratando de no perder lo que aún les queda. La pregunta ahora es si, en el África Orienta, ¿se impondrá el militarismo estadounidense y de la OTAN o será la apesta comercial de Pekín? Veremos cómo se mueven ambos actores durante los próximos años y si los africanos de la región, están dispuestos a seguir aguantando un nuevo colonialismo de “mercado y diplomacia militarista” o serán capaces de empoderarse con verdaderas políticas y herramientas de liberación.

¡SALUD!

Conferencia de Macharia Munene: GEOPOLITICS GEOSTRATEGY AND THE CHALLENGE OF ENSURING PEACE IN EASTERN AFRICA (inglés).

Día: 25/04/2012

Lugar: Universidad Jaume I

En una nuevo encuentro del del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume ISOWMYA AYYAR, de la University for Peace de Costa Rica, presentó sus estudios sobre Yoga para la paz. He de confesar que mi viaje al I Congreso Edificar la Paz en el siglo XXI, realizado en Barcelona, me impidió estar presente en el seminario pero me gustaría hacer en esta ocasión algo diferente. La información sobre la ponencia podéis encontrarla aquí: Yoga for Peace; y en la página web de SOWMYA podéis encontrar más información sobre su trabajo.

Sawmya Ayyar

En esta ocasión me gustaría compartir con todos vosotros una serie de frases sobre la meditación, el yoga y la paz interior que me han servido en diferentes momentos de mi vida o que me ayudan en el día a día para encauzar mis actos y mis pensamientos, en la búsqueda de los cuales el Yoga nos puede ayudar:

1) “En todas las culturas y en todas las tradiciones médicas antes de la nuestra, la sanación se lograba moviendo energía” (Albert Szent-Gyorgyi, Premio Nobel en Medicina).

2) “La influencia de los pensamientos en la concentración y reconstrucción del cuerpo es muy sensible y poderosa” (Swami Sivananda).

3) “No siempre puedes controlar lo que pasa fuera. Pero siempre puedes controlar lo que sucede en tu interior” (Wayne W. Dyer).

4) “El yoga es la oportunidad perfecta para sentir curiosidad por saber quién eres” (EURODISIDENTES)

5) “Cualquiera que haya practicado la meditación sabe qué difícil es hacer callar nuestra “conversación mental” para conectarnos con nuestra mente más profunda, sabia e intuitiva” (Shakti Gawain).

6) “Nunca estés de prisa, haz todo en silencio con un espíritu en calma. No pierdas tu paz interior por nada, aunque todo tu mundo esté revuelto” (San Francisco de Sale).

7) “La paz interior es imposible sin paciencia. La sabiduría requiere paciencia. El crecimiento espiritual implica el dominio de la paciencia. La paciencia permite que el destino se desarrolle a su propio ritmo. (Brian Weiss).

8) “El corazón en paz ve una fiesta en todas las aldeas” (Proverbio hindú).

9) “Debes practicar diariamente el hábito de calmar la mente, ir al silencio, como se le llama. Este es un método para reemplazar pensamientos problemáticos con paz, pensamientos débiles por fortalezas” (James Allen).

10) “Estar en paz consigo mismo es el medio más seguro de comenzar a estarlo con los demás” (Fray Luís de León).

11) “La paz reside en el corazón de quien la practica” (Autor desconocido).

12) “La salud es riqueza. La paz mental es felicidad. El yoga nos muestra el camino” (Swami Vishnudevananda).

13) “El bien que hemos hecho nos da una satisfacción interior, que es la más dulce de todas las pasiones” (René Descartes).

14) “El camino misterioso va hacia el interior. Es en nosotros, y no en otra parte, donde se halla la eternidad de los mundos, el pasado y el futuro” (Novalis).

15) “Allí está todo lo que necesitas, sol y luna y estrellas, pues la luz que reclamas habita en tu interior” (Hermann Hesse).

16) “El hombre que se rinde a sí mismo es un miserable; el que labora para los demás, gozando y viviendo interiormente, ese es feliz” (Johann G. von Herder).

17) “La verdad es totalmente interior. No hay que buscarla fuera de nosotros ni querer realizarla luchando con violencia con enemigos exteriores” (Mahatma Gandhi).

18) “Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta” (Sócrates).

19) “Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de su propia paz” (Confucio).

20) “Tu visión devendrá mas clara solamente cuando mires dentro de tu corazón… Aquel que mira afuera, sueña. Quién mira en su interior, despierta” (Carl Jung).

¡SALUD!

Día: 18/04/2012

Lugar: Universidad Jaume I

Escribo este breve artículo tras regresar de las XXII Jornadas Internacionales de Cultura y Paz de Gernika, que han sido una experiencia realmente buena en lo que tiene que ver con cuestiones de memoria. Comento esto porque en la una nueva sesión del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, Raquel Reynoso Rosales (doctoranda de la Cátedra UNESCO de Filosofía para la Paz en Castellón) nos habló de los mecanismos de reconstrucción de memorias colectivas en Perú.

El proceso de memoria colectiva llevado a cabo en Perú se produce después del fuerte conflicto armado que azotó este país y que supuso la destrucción de una buena parte del tejido social. En el Perú se vivió un conflicto de veinte años con miles de víctimas que sufrieron violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos (desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, torturas, masacres colectivas). La publicación de las conclusiones y recomendaciones del Informe de la Comisión de la Verdad significó un punto de quiebre frente a la “historia oficial” del fujimorismo y su balance de veinte años de violencia política.

Algunas consecuencias del conflicto armado en Perú

Para tratar de recuperar parte de lo que destruyó el conflicto ha sido necesario comenzar a trabajar en cuestiones de memoria colectiva, con el objetivo de abrir canales y procesos de paz. De esta forma, se está llevando a cabo un proceso que sigue varias líneas estratégicas:

  1. Construcción social del pasado, por el cual un grupo de referencia es absolutamente necesario para el acto de la memoria.
  2. Interacción entre memorias individuales y colectivas, cargado de valores, creencias, necesidades.
  3. Reconceptualizando en América latina en el marco de discusiones sobre un “discurso oficial”, “memorias salvadoras”, proponiendo memorias múltiples.
  4. Se desarrolla a través de fechas, espacios y conmemoraciones.
  5. Expresión a través del lenguaje, que es el instrumento de la memoria más acabado porque permite transmitir no sólo los acontecimientos sino también afectos y sentimientos.

La memoria colectiva puede entenderse como el proceso social de reconstrucción del pasado vivido y experimentado por un determinado grupo, comunidad o sociedad. […] La memoria, entonces, no se encuentra por fuera de los grupos, de las sociedades, de las colectividades; al contrario, es ahí donde se gesta

MENDOZA

Elementos comunes entre los procesos de Memoria Colectiva y la Filosofía para hacer las paces

El trabajo que se lleva a cabo con las Comunidades busca abrir espacios de relación que permitan abrir puentes entre los individuos, de manera que se pueda acceder a la información para analizarla y proponer propuestas de manera colectiva. De esta forma, a través del reconocimiento de situaciones determinadas del conflicto y su entendimiento, se pueden generar documentos comunitarios que sirvan como base para el diseño de políticas sociales a nivel local, regional y nacional. Estos procesos de memoria están siendo fuertemente apoyados por las instituciones estatales y actualmente existen cuatro grandes centros de la memoria en AyacuchoApurímac, Lima y Huancavelica. Además, estos centros refuerzan los esfuerzos de organismos como la Comisión de la Verdad y de programas como el de Descentralización y Buen Gobierno o el Centro de Informacion para la Memoria Colectiva y los DDHH de la Defensoría del Pueblo, a los cuales se une el trabajo de archivos de memoria como Yuyarisun.

Una de las organizaciones que más esfuerzos ha puesto en estos trabajos de reconstrucción de la memoria colectiva ha sido la Asociación de Servicios Educativos Rurales (SER), que ha contribuido al ejercicio de la ciudadanía y a la construcción de un estado Democrático; apostado, desde los espacios locales, al desarrollo de capacidades para el fortalecimiento de la institucionalidad democrática y la mejora de las condiciones de vida de la población; y promovido la autonomía y libertad de las personas y la construcción de una sociedad pasada en la equidad y la tolerancia. En este sentido, el trabajo comenzado en 2001 con los talleres de reconstrucción de la memoria colectiva tuvo una gran importancia en 2006, cuando se consiguió introducir temas de memoria en el ámbito escolar.

Proceso llevado a cabo entre 2001 y 2006 por la Asociación SER, cuyo trabajo continúa en la actualidad por la misma línea

 Para llevar a cabo estos procesos de reconstrucción de la memoria se han llevado a cabo diversas actividades:

  1. Mapeo comunal del territorio para reconstruir y reestructurar la geografía del territorio antes del conflicto
  2. Matrices de valoración de la situación antes y durante el conflicto, teniendo en cuenta la relación con los diferentes actores y el impacto en las comunidades.
  3. Creación de líneas de tiempo que permitan reconstruir la memoria en base a hitos temporales de la comunidad que le permitan reconstruir su propia historia.
  4. Teatralización de las situaciones vividas durante el conflicto, como medio de expresión del horror, y de antes del conflicto para rememorar las situaciones del pre-conflicto.
  5. Encuentros entre la comunidad para tender lazos de relación.
  6. Realización de concursos y exposiciones que permitan a todo el mundo expresar sus sentimientos y que expliciten la memoria individual que hace parte de la comunidad.

Mapeo comunal

Matriz de valoración comunal

Construcción de líneas de tiempo

Teatralización a través de técnicas como la del "teatro del oprimido"

Acercamiento entre individuos de la comunidad

Exposición y concursos para la recuperación de la memoria

En conclusión, podemos decir que los procesos de recuperación de memoria suponen la expresión de los sentimientos de abandono, exclusión, racismo, miedo, dolor, rabia… de poblaciones que han sufrido mucho a raíz de conflictos como el de Perú. Sin embargo, es necesaria la superación de esos traumas para seguir adelante y eso sólo pasa por una reconstrucción colectiva de la memoria para que no se produzcan sinvergonzonerías como la española. No obstante, estas iniciativas deben ir acompañadas claramente por sistemas que aseguren un mínimo de justicia para evitar grandes desequilibrios entre los actores afectados, de manera que la historia oficial de ciertos bandos acabe por ocultar la verdad.

Bibliografía: BIBLIOGRAFÍA SOBRE MEMORIA EN EL PERÚ

¡SALUD!