“La energía se mueve en olas.
Las olas se mueven en patrones y ondas de forma.
Los patrones y ondas de forma se mueven en Ritmos.
Un ser humano es simplemente esto: energía, olas,
patrones, ondas de forma, ritmos.
Ni más ni menos.
Una danza.”

Gabrielle Roth

Día: 23/05/012

Lugar: Universidad Jaume I

El último Seminario Intercultural del  Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, de este curso, traía consigo una de las mayores sorpresas que me podía haber ofrecido el Máster: un gran baile. Pero no un gran baile de esos con vestidos, alcohol y música a tope, sino uno de esos que te sana por dentro y de los que te hacen recordar por qué amas la danza (mi caso, aunque no la practique demasiado, desgraciadamente). Gracias a Egidio Bustamante, a Noelia Ruiz y a la danza de los 5 Ritmos, utilizamos la música y el baile para mirar a nuestro interior y, al mismo tiempo, conectarnos con la gente presente en aquel espacio.

Según Gabriel Roth: “Los 5 Ritmos son el fundamento del trabajo corporal y espiritual de Gabrielle Roth. Constituyen un mapa de un territorio que ha fascinado a mucha gente desde hace miles de años y dicho territorio es realmente el territorio de lo que significa ser más plenamente humanos de lo que nos exige la mayor parte de la vida cotidiana”. Esta danza consiste en un ciclo conocido como La Ola, dividido en 5 ritmos individuales:

Fluido: el profesor de la fluidez y la gracia. Es un ritmo que busca encontrar una continuidad en el movimiento, mediante el que somos conscientes del peso del propio cuerpo. Es un movimiento continuo, circular, pesado, en contacto con la tierra, el movimiento de una cosa transformándose en otra, la etapa de la infancia, la madre y el elemento Tierra. Sientes como fluye tu cuerpo en el espacio, te ayuda a soltarte, a interiorizar y utilizar la energía femenina que hay en ti. Te ayuda a encontrar cierta calma, a empezar a olvidarte de esas cosas que te preocupan y que sientes que debes transformar en un proceso de continuo cambio. Sales de la tierra de la que eres parte, pero a la que estás unido por completo.

Stacatto: es el profesor de la definición y el refinamientoEs el ritmo en el que expresamos lo que hemos escuchado con movimientos enfáticos, expresivos, surgen ángulos, líneas, aristas, formas y es como si hubieramos pasado de escuchar el movimiento de la energía interior a darle forma forma física. Empezamos a decir “sí” a esto y “no” a lo otro, abriéndonos a algo o apartándolo. El ritmo del Padre, del Fuego y del Corazón. La etapa de la niñez a la pubertad. Es el momento de la rebeldía, de dejar las cosas claras y enfatizar aquello en lo que creemos a través de la energía masculina. No es una batalla contra nadie aunque parezcan movimientos violentos, pero sí una lucha interior con todo aquello que nos molesta. Tomamos las cosas que nos gustan y dejamos fuera lo que nos desagrada. Estamos creciendo, pero ya somos capaces de elegir, dando forma a nuestro sentir a través de formas claras y rompedoras. Ya nada fluye.

Caos: el anuncio de la creatividad que busca forma. Consiste en permitir, invitar, animar, dejar ir; simplemente con concentrarnos y dejar que lo que llamamos la mente ordinaria pase a ocupar un segundo plano en el movimiento. La relajación de la mente. La integración de la  energía femenina y masculina, la energía de la madre y del padre, la energía relacionada con la tierra y el fuego donde los movimientos son a la vez fluidos, continuos, circulares y se expresan donde la melodía y el ritmo se juntan. El ritmo de la adolescencia y el elemento agua. Tu cuerpo se mueve como él sólo sabe, de aquí para allá con su único sentido el cual no debes comprender. Te dejas ir y disfrutas de la unión de lo masculino y lo femenino en un sólo ritmo. Se parece mucho a las relaciones humanas, tan excitantes y apasionantes como caóticas y descontroladas. Tu cuerpo se mueve más rápido que tus pensamientos y todo lo que está más allá de tu ser y tu momento deja de tener valor y sentido. Se concentra la energía y explota por todos lados mientras sientes como se expande y busca salir de ti mismo, que estás repleto. Compartir esa energía que te rodea mandándola con fuerza hacia los demás y que te libera al mismo tiempo de cargas pesadas.

Lírico: es el profesor de la síntesis y la integración. Es el ritmo de la fascinación que  produce el propio movimiento a través de olas y formas y la disolución, en cierto sentido, de la forma sólida. Aquí el  movimiento está trascendiendo del cuerpo físico. Es el ritmo de la madurez y el elemento Aire. La energía que te hacía sentir pesado está ya fuera y, como un ave fénix, te sientes renovado. Ganas de saltar, volar, reír, sentir un aire nuevo, llorar de alegría… Es una vuelta al comienzo a través de un ritmo fluido, que no te deja parar de sentir cosas buenas. Buscas a quienes más quieres en tus pensamientos y tratas de conectarte a ellos porque tu ser está más allá de tu cuerpo y busca viajar hacia ellos. Es amor, es pasión, es lucidez, es recuerdo, es ligereza, es belleza…

Quietud: el profesor de la compasión y la paz. El ritmo  en el que existe la intención o el sentimiento o el impulso de querer manifestar la Unidad. El movimiento, quien baila, la respiración y el espacio externo “es uno” y por tanto, este es el ritmo que probablemente más se asemeja a una meditación de pie o en movimiento. Es un enlace entre lo mundano y lo mágico, lo ordinario y lo sagrado. El ritmo de la compasión y el éter. La etapa de la vejez. El descanso y el placer te invaden a través de la calma musical. Es el momento de buscar dentro de ti mismo esa paz que tiene como culmen todo este proceso. Volver a conectarte con la tierra y con los demás, volver al inicio. Poco a poco tu cuerpo y tu mente te piden calma y dan la bienvenida a un espacio en el que mirar sólo en tu interior. Quizá el lugar donde lo hicimos no fuera el mejor escenario, pues yo eché mucho de menos el olor de la tierra y la humedad de los bosques en los que yo crecí. Unido al mundo, con energías nuevas, vuelves a recordar porqué amas la danza.

¡SALUD!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s