Volver a empezar”, como sugería hace unos días el profesor Miguel Ángel Mateo en su blog personal antes del comienzo de las clases en el  Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I. De nuevo aquí, con la sensación real de estar de nuevo en casa. Sin embargo, nuevas experiencias nos esperan en un año que, desde luego para mí, ha comenzado con mucha fuerza. Apenas llevo aquí un par de semanas y los chicos y las chicas que comenzarán este año el bienio académico ya me han demostrado no sólo mucha energía, sino un cariño especial. ¿Serán ellos o seré yo, que lo siento más?

Puedo decir que mi experiencia por Mozambique, en el África oriental, me ha cambiado en cierta manera. Creo que para mejor, lo siento, pero quizá no me corresponda sólo a mí percibir esos cambios. Hablando una noche con mi querido amigo y compañero George, de Nigeria, hacíamos una profunda reflexión sobre el sentido de la hospitalidad y de la felicidad en África. Me explicaba que en Nigeria, igual que lo he visto en Mozambique, muchas de las ciudades pequeñas y los poblados te reciben con un: “Wellcome to Abuja” (en el caso de Mozambique: “Bemvindo a Pemba”). Sin embargo, en las ciudades más grandes y desarrolladas, como en el caso de Lagos, el visitante sólo es recibido con el cartel indicativo de la ciudad a la que se está entrando. En el caso de España he visto de todo, pero me da la sensación de que el modo aséptico (la segunda opción) es mucho más común. En el caso de Castellón no estoy seguro…

Independientemente de todo esto, durante el primer seminario intercultural del Master hemos querido dar la bienvenida a los nuevos y las nuevas estudiantes que, desde esta semana, han pasado a ser parte de este rincón de paz dentro de la geografía española, en la ciudad levantina de Castellón, en un programa que este año cumple su mayoría de edad. El acto comenzó con las actuaciones musicales de varios compañeros de segundo año (Arie, Andrea y Allison – Bea, te echamos de menos) que, como en el último seminario de junio, volvieron a ponerme los pelos de punta llenando el espacio de buenas vibraciones.

Después del espacio musical, las compañeras Priscyll y Areli expusieron el proyecto en el que han estado trabajando durante las últimas semanas: la creación de un espacio de grupos de investigación estudiantil que siga las líneas de la Cátedra UNESCO de Paz, pero que sea totalmente independiente de la institución. Creo que es una gran iniciativa de cara a reforzar la línea académica e investigadora del Máster, pero no sólo eso, ya que la idea es crear también una base de datos informativa a través de la plataforma (peacemastercastellon – que coordinaré yo, en principio) y otra con ofertas de prácticas y trabajo que surjan en el campo en el que nos movemos.

Por otro lado, también fue presentada la iniciativa Castellón: una ciudad multicultural, de la mano de Cándido Cabana Porto, activista, compañero y amigo ante todo. Esta campaña ha utilizado la oportunidad brindada por el artista JR, para mostrar la riqueza cultural de la ciudad a través de la fotografía. Todo a través del proyecto Inside Out Proyect

Durante la noche del día 3, unas cuantas personas formamos parte del grupo que realizó la pegada de carteles. Tensión, alegalidad, ¿ilegalidad?, compartir tiempo, correr, buscar el lugar idóneo, ser multados… Creo que esa noche nos pasó de todo, pero fue un gran comienzo en el que quedó demostrado que este tipo de cosas no entiende de culturas, ni de ideologías, ni de fronteras… 100 carteles que han pasado, al menos por el momento, a ser parte de la ciudad de Castellón para mostrar la diversidad de su gente. ¿Sabemos realmente entre quienes vivimos? ¿Conocemos a nuestros vecinos?

La última parte del seminario la pasamos en el pabellón de la Universidad, realizando un juego en el que lo único que necesitábamos era vernos las caras y conocer nuestros nombres. Si bien es verdad que me dio un poco de pena que no todos los compañeros de segundo quisieran o pudieran compartir el espacio (LO SIENTO, PERO TENÍA QUE DECIRLO), nos juntamos un buen grupo de gente. Dijimos nuestros nombres y nos vimos las caras, algo que es bastante difícil en el espacio de la sala de conferencias donde normalmente hacemos los Seminarios Interculturales. No sé si el juego salió bien o mal, eso quizá les corresponda a otros decirlo, pero lo que sí es cierto es que nos reímos, compartimos tiempo, espacio y mucha gente me dio las gracias por haberlo preparado.

¡Vienen con mucha fuerza y energía o eso me están transmitiendo desde el principio… y son geniales! Gracias por decidir compartir con nosotros este camino… esta danza por la paz. ¡BIENVENIDOS!

Miki, Mike, Kevin, Jeanne, Kata, Manzar, Idham, Ximena, Julieth, Irene, Celia, Annette, Carlos, Paula, Jenny, Konstantin, Joel, Oswald, Victoria, Neus, Rocío, Patricia y a todos aquellos que os incorporéis o que nos queráis acompañar en este viaje.

¡SALUD!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s