Archivos de la categoría ‘Ecología’

Cuanto más mayor me hago, más me gusta poder decir que no tengo nada que hacer. Eso significa, no sólo que los deberes los tienes hechos, sino que puedes dedicar tiempo a la lenta improvisación. ¡Me encanta el poder decidir en cuestión de minutos u horas un nuevo plan para disfrutar con los amigos, la familia, mi pareja…! Aunque la verdad lo de hacer cosas me gusta, no lo niego, y si no estoy metido en algún fregado yo me lo busco. ¡Hacia algún sitio he de canalizar tanta energía! No obstante, hasta mi madre me ha llegado a preguntar, hablando por teléfono:

Mi madre: ¿hijo, qué tal?

Yo: Bien, ahora estoy trabajando porque tengo mucho trabajo.

Mi madre: ¿Y eso?

A pesar de que ella es quien me financia el Máster que estoy haciendo, creo que incluso ella se da cuenta y le sorprende la cantidad de cosas que hacemos y lo rápido que va todo hoy en día.

ejecutivo_exitoso1

En una nueva sesión del Seminario Intercultural del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, la catedrática UNESCO de Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible de la UNED, María Novo, estuvo con nosotros para hablar del factor tiempo, ese gran olvidado. Lo olvidamos todos en general, como defiende María, pero sobre todo lo olvida el sistema político-económico que rige hoy en día: tu dinero se puede estar moviendo a lo largo del día, sin parar un instante, entre Japón, Frankfurt y Nueva York; los políticos sólo piensan en políticas y medidas que les otorguen beneficios pensando en el siguiente proceso electoral, consumimos a un ritmo mayor del que la naturaleza puede regenerarse…

María Novo es catedrática de la UNED

María Novo es catedrática de la UNED

Esta velocidad que ha adquirido la vida humana es completamente contraria a los ciclos largos de la naturaleza. Al fin y al cabo, si dividiésemos la edad de la tierra en 24 horas, llevaríamos existiendo 19 segundos. Sin embargo, nuestra voracidad como especie nos ha llevado a una situación en la que vamos a necesitar más de un planeta si seguimos a este ritmo, sobre todo en los países centrales y enriquecidos. A esto es lo que se le llama Huella Ecológica (puedes calcular la tuya, aquí) y lo que demuestra también es que estamos consumiendo los recursos de la Naturaleza y generando residuos a una velocidad mayor de lo que la Tierra puede renovar unos y asimilar otros.

En los años 80′, fue la última vez en que gastábamos y consumíamos al mismo ritmo de asimilación y regeneración natural de la Tierra, pero hemos sobrepasado esas capacidades en un 30%, lo cual es una barbaridad. Producimos demasiado, a un ritmo incluso que ni siquiera somos capaces de consumir y muchas cosas se desperdician; el imaginario dominante de nuestro sistema necesita estar siempre a la última y renovado (se produce la obsolescencia programada) y no somos capaces de respetar a la Tierra, de la que formamos parte y en la que llevamos muy poco tiempo.

historia del hombre en la tierra 01

En realidad, estos problemas derivados de no tener en cuenta el tiempo no afectarán tanto a la tierra porque en sus largos ciclos se recuperará de tal devastación, como ya lo hizo en otras ocasiones, pero de cómo gestionemos esos tiempos dependerá nuestra propia existencia como especie. Podríamos llegar a ser la primera especie que se autodestruye, así que mirad para que nos habría servido el don de la ¿inteligencia superior? Lo que está claro es que, teniendo en cuenta nuestra supervivencia, ciertos elementos que para la Tierra misma no supondrían un gran cambio, a nosotros pueden traernos serios problemas. Jared Diamond, en su libro Colapso, presenta unas interesantes reflexiones sobre los motivos del colapso de las sociedades.

Me gusta mucho ese viejo proverbio tuareg que dice: “vosotros tenéis los relojes y nosotros tenemos el tiempo”. Después de vivir en Mozambique unos meses y de que mi tío Pedro me explicara como hacía negocios con ellos lo entendí mucho mejor. El tiempo, como señala Novo, es un bien escaso y debemos aprender a usarlo. Ahí se encuentran las diferencias, en el cómo usarlo. Usar el tiempo para vivir y vivir para vivir. Se puede extender y dar más tiempo a la gente, si hablamos de la atacar mortalidad infantil y mejorar la esperanza de vida, a pesar de que las condiciones externas limitan mucho en qué y cómo cada uno puede usar el tiempo. Desgraciadamente, no todos somos libres para decidir.

2011_9_8_PHOTOGALLERY-c80f9e8217585ed50192e39ed63c1474-1315501393-32

El no tener tiempo, además, se ha convertido en un factor de estatus: como estás ocupado y con muchas cosas que hacer eso es que eres una persona ¿importante? para el mundo, porque no paras de hacer cosas y la gente te lo reconoce. ¡Y al final no tenemos tiempo para la felicidad, para hacer eso que nos gusta! Como comentaba Novo: “la libertad es tiempo y el tiempo nos da libertad”. Yo sigo pesando, y así lo haré hasta que me muera, que el tiempo es nuestro único patrimonio. No obstante, los amigos africanos me han enseñado que el tiempo no sólo pertenece a uno mismo, sino también a los que nos rodean (interesante reflexión en la que os invito a profundizar).

Para el economista español José Luis Sanpedro, bienestar significa conseguir la libertad de las necesidades imperiosas, y su enemigo es el mejor estar (el querer hacerse rico). Siempre se puede estar mejor o imaginar que se puede estar mejor. Pero a pesar de la revolución tecnológica, contradiciendo las palabras de Henry Ford (nada sospechoso de izquierdista) sobre que con la tecnología acabaríamos trabajando menos horas. Pues se equivocó, trabajamos más horas, menos gente y más puteados porque no hemos sabido adaptar la economía a las necesidades de la gente y nosotros hemos acabado viviendo para el capital.

No obstante, aún quedan esperanzas puestas en lo pequeño, lo próximo y lo lento (como dice María Novo), opuestos completamente a lo visto como lo mejor en la modernidad tradicional: lo grande, lo lejano y lo rápido. Iniciativas como los bancos del tiempo, la red Slow Food, los indicadores de Felicidad Interna Bruta de Bután, la red de ciudades lentas, el movimiento Slow… están demostrando la capacidad de resiliencia del ser humano ante estas situaciones. Espero que todas ellas puedan ayudarnos a dejar de lado un modelo de consumo y entretenimiento que secuestra nuestro tiempo y nos hace caer en la trampa del siempre correr, otra forma de dominación. Os recomiendo los libros: El elogio de la ociosidad (Bertrand Rusell) y el texto del Derecho a la Pereza (Paul Lafargue).

Mientras tanto, yo trato de tomarme la vida como un viaje en el que disfrutas del tiempo mientras vas de aquí para allá. No quiero sufrir el efecto Pekín Exprés, en el que el objetivo es llegar a la meta y el placer de viajar se pierde por el camino. Voy a seguir tratando de dedicarle todo el tiempo necesario a esas actividades lentas (como dice Novo), que se estropean si el tiempo que tenemos para ello es limitado: hablar con un amigo, poder disfrutar de un atardecer sin necesidad de quererlo ya (como en el Principito), pasear por el monte o… ¡qué narices! hacer un informe sobre cualquiera de las frikadas que a mí me gustan.

¡SALUD!

Después de la calurosa bienvenida en el acto de la primera semana, la segunda sesión del Seminario Intercultural del  Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I fue presentada por los compañeros y amigos, Nantisara (Tailandia) y Arie (Indonesia). Ambos nos hablaron de la problemática que se está dando al sureste de Indonesia, en la isla de Lembata, donde la comunidad costera de Lamalera aún sigue practicando la caza tradicional de ballenas, entre ellas el cachalote, una especie que ha sido clasificada como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La situación de esta comunidad, que tiene fuertes lazos con sus costumbres ancestrales, es complicada debido a las limitaciones geográficas de su territorio. Viven y dependen del mar, del cual obtienen hasta el 90% de sus recursos y medios de vida, ya que el clima es muy seco y árido. A pesar de la disyuntiva, organizaciones como Greenpeace no ponen el grito en el cielo con la caza tradicional de ballenas, ya que entienden que forma parte del ciclo de supervivencia de las poblaciones. No obstante, muchos grupos siguen trabajando para establecer cuotas para la sostenibilidad de estas prácticas.

Para la comunidad de Lamalera el mar es su vida y una gran parte de su actividad social, económica y religiosa gira alrededor de las mismas. Por ejemplo: los pescadores no mantienen relaciones sexuales durante el periodo de pesca; cada una de las barcas (tena) tiene su propio espíritu y cuando una es hundida en la lucha contra la gran ballena se le guarda luto durante un tiempo; la profesión de arponero (lamafa) es muy importante dentro de la comunidad y es algo que pasa de padres a hijos… Lo que está claro, es que la pesca de ballenas forma parte de la comunidad de manera integral no sólo por su importancia dentro del contexto social y cultural, sino también a nivel material, porque es aprovechada para obtener productos alimenticios, aceite, utensilios y herramientas de hueso, medicinas… que les sirven tanto para consumo propio como para los intercambios de productos con otras comunidades del interior, de manera que pueden acceder a vegetales, legumbres y muchas otras cosas con las que completar su dieta.

Las ballenas son un elemento esencial en todos los ámbitos de la vida en la comunidad de Lamalera

El Gobierno de Indonesia, junto con algunos organismos internacionales y ONGs, está intentando desarrollar un programa de protección del medio ambiente en esa zona del país que permita la conservación de las ballenas y de las formas de vida tradicional de la comunidad de Lamalera. La tarea es harto complicada, ya que las propuestas pasan, principalmente, por acuerdos entre las diferentes partes, un desarrollo sostenible del turismo y la búsqueda de alternativas a la excesiva dependencia del mar. Las tres opciones plantean dificultades importantes, ya que cualquiera de ellas puede transformar sustancialmente los modos de vida de esta comunidad (en inglés).

Bajo mi punto de vista creo que la más loable es la primera, aunque lo más complicado será buscar la manera de ponerse de acuerdo, ya que por el momento muchos líderes comunitarios no parecen dispuestos a ceder. “No podemos observar ballenas sin tratar de matarlas”, dice Bao Damianus Dasion, un líder de la aldea. La búsqueda de alternativas a la dependencia del mar puede pasar tanto por la concienciación de la aldea en la búsqueda de un equilibrio, como por la diversificación de fuentes alimentarias (captura de otras especies o búsqueda de métodos agrícolas adaptables al contexto, teniendo en cuenta que puede generar otros problemas dentro del propio ecosistema). Sin embargo, la importancia de las ballenas de manera integral en el ser de estas comunidades puede presentarse como un problema en estas líneas de trabajo. Del mismo modo, una mala gestión del turismo puede pervertir las lógicas de vida de la comunidad de Lamalera.

Los pescadores utilizan técnicas de pesca tradicionales que les enfrentan directamente, cuerpo a cuerpo, con las grandes ballenas

Sin embargo, estos pescadores que llevan practicando este modo de vida desde el s.XV empiezan a tener problemas para mantener sus tradiciones, ya que muchos jóvenes se marchan a la ciudad a estudiar y cuando vuelven (si vuelven) no quieren o les cuesta mucho incorporarse a las formas tradicionales de vida.

Número de ballenas matadas por la comunidad de Lamalera en los últimos 40 años

Veremos cómo va avanzando la situación durante los próximos años, pero lo que está claro es que si los organismos internacionales quieren luchar por la conservación de los cetáceos o de otras especies su principal frente de batalla no creo que se encuentre en Lamalera, sino allí donde operan las grandes corporaciones pesqueras industriales apoyadas por países como Noruega, Japón, Rusia, Islandia o Las Feroe.

¡SALUD!

Pronto seremos 9 mil millones de personas en todo el planeta. Nuestras sociedades tienen que cambiar para poder cubrir nuestras necesidades, para que todo el mundo pueda comer. Actualmente, casi mil millones de personas se van a dormir con hambre. No porque no haya suficientes alimentos, sino por la profunda injusticia del sistema y porque muchas de nuestras formas de entender el progreso hoy en día usan y destruyen los recursos naturales de los que dependemos.

Intermón Oxfam

Todos podemos y debemos poder comer. Recursos hay, sólo falta distribuirlos de manera justa y equitativa. Fernando Contreras,  director de la sede valenciana de Intermón Oxfam, ha presentado durante la carta sesión del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, el programa CRECE. Este programa trata de presentar cómo “podemos preservar los recursos y compartirlos de una forma más ecuánime”.

Debido a la crisis financiera mundial, unida a otros elementos como el Cambio Climático y la crisis de recursos alimenticios y energéticos, hizo que en en año 2009 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) contabilizara el pico de personas hambrientas en algo más de 1.025 millones de personas. En 2010, la progresión fue a la baja, pero los incendios en Rusia (gran exportador de cereal), las inundaciones en Thailandia (gran exportador de arroz) y la sequía en el Cuerno de África han sido algunos de los episodios que han agravado fuertemente la situación.

Esta situación es agravada por la especulación en los mercados de futuros y el control, por parte de grandes empresas multinacionales, de los recursos energéticos y alimenticios. Una de estas grandes multinacionales es Monsanto, que controla una gran parte de las patentes de semillas en el mundo.

De esta manera, los ejercicios lobísticos sobre los Gobiernos mueve una gran cantidad de dinero, que responde a los intereses de una minoría mercantil que se quiere aprovechar de la situación. Un ejemplo es la empresa Carling Technologies, que se gasta más de 1.200 millones de dólares al año en actos de lobbying hacia el Gobierno de Estados Unidos.

Además, las previsiones sobre el aumento de los precios de los alimentos no auguran un futuro muy esperanzador

Por otro lado los Gobiernos siguen subsidiando modos de crecimiento que no ayudan nada a esta equidad, como los Biocombustibles, los combustibles fósiles, las agriculturas de los países desarrollados (por ejemplo, a través de las PAC en Europa, que genera Dumping), el Programa Mundial de Alimentos (al que muchos han criticado su mala gestión) o los Acuerdos y Tratados de Libre Comercio como el que mantiene Estados Unidos con México.

Las políticas proteccionistas generan Dumping

Los Acuerdos de Libre Comercio

¿Podemos entonces decir, que ante esta situación, el sistema falla? Desde Intermón Oxfam creen que sí porque:

  • Casi mil millones de personas pasan hambre todos los días.
  • Se prevé que los precios internacionales de algunos productos de alimentación básicos aumenten a más del doble en 2030, la mitad de ese incremento debido al cambio climático
  • Si se suministrase a las mujeres los mismos recursos agrícolas que a los hombres, se podría aumentar el rendimiento de las tierras entre 20 y 30% y reducir entre 100 y 150 millones el número de personas que pasa hambre.
  • Según algunas estimaciones, las tres grandes multinacionales agrícolas, Cargill, Bunge y ADM , controlan casi 90% de los granos que se comercializan.
  • La reducción de emisiones comprometida por los gobiernos mundiales todavía podría incrementar la temperatura global en 3 ó 4º C. Esto tendría un efecto catastrófico en la agricultura en muchos países.

Todo está conectado: los precios de los alimentos y del petróleo, los cultivos improductivos, el cambio climático, el comercio injusto, el declive de los mercados, la inequidad de género, la apropiación de tierras.

ESTÁ FALLANDO a cada una de las personas que ha tenido que hacer frente al alza de los precios de los alimentos, mientras los intermediarios financieros juegan en los mercados de materias primas como apostadores en una ruleta.

ESTÁ FALLANDO a las personas que han visto cómo sus cultivos han sido arrasados por las inundaciones, mientras grupos industriales sin escrúpulos frenan los avances para obtener energía limpia y renovable.

ESTÁ FALLANDO a cada persona que ha sido expulsada de su tierra, mientras las empresas compran esa misma tierra a precios muy bajos.

Y le ESTÁ FALLANDO a cada una de las personas que no puede concentrarse en construir un futuro para sus hijas e hijos, porque en lo único que puede pensar es en conseguir la próxima comida.

Intermón Oxfam

Las propuestas desde Intermón Oxfam a través del programa CRECE

Los cuatro ejes propuestos por Intermón Oxfam en a través de esta campaña se centran en cuatro:

1. La agricultura a pequeña escala como principio de producción sostenible 

Al respaldar a los pequeños agricultores aportándoles técnicas sostenibles de producción, como el uso de fertilizantes orgánicos y técnicas de irrigación por goteo, podemos ayudarles a producir alimentos suficientes para una población creciente, sin que por ello contribuyamos a un mayor descontrol climático.

Programa Crece – Intermón Oxfam

2. Mecanismos de mitigación y adaptación a los efectos del Cambio Climático

Necesitamos un acuerdo internacional justo que mantenga el calentamiento global por debajo de los 2 grados y con el que evitar un cambio climático de consecuencias catastróficas.

Es hora de echar una mano a las comunidades más pobres para poderse adaptar a los cambios que ya están teniendo lugar, llegando a un acuerdo sobre el origen concreto de la financiación prometida en 2009 cuando se celebró la Cumbre sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas en Copenhague.

Programa Crece – Intermón Oxfam

3. El acaparamiento de tierras y la especulación

Datos  recientes indican que se han identificado al menos 80 millones de hectáreas de tierra sujetas a transacciones comerciales desde 2001 – un área de 20 veces el tamaño de los Países Bajos.

Llegar a luchar contra el acaparamiento de tierras es factible, pero para que esto ocurra, es necesario emprender acciones internacionales y efectivas. Los gobiernos tienen que ofrecer un acceso seguro a la tierra para los pequeños agricultores, y sobre todo a las mujeres, quienes, en la mayoría de los casos, asumen la mayor carga de trabajo en el campo, pero se encuentran con mayores impedimentos para reclamar lo que es suyo.

Las estrategias sobre la producción de biocombustibles deben ser reevaluadas.

Programa Crece – Intermón Oxfam

Entre los países que se están apoderando de enormes fincas en África figuran: China, India, Japón, Malasia, Corea del Sur, Libia, Bahrain, Jordania, Kuwait, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Como señalan en el medio digital periodistadigital: “Países que, o bien por estar superpoblados –como Japón, India o Corea- o por ser desérticos –como los árabes- tienen pocas tierras arables y tienen que importar sus propios alimentos para sus habitantes. Han descubierto que les sale más barato cultivar grano fuera de sus fronteras, en países africanos, y después transportarlo para su propio consumo a precios razonables“. Además, entre los especuladores (enlace en inglés) ávidos de tierras figuran nombres conocidos en el mercado internacional de alimentos como Goldman Sachs, Morgan Stanley, Black Rock y Louis Dreyfus.

4. Los precios de los alimentos

Las grandes subidas de los precios de los alimentos son en gran medida responsables de este problema, ya que, cuando uno gasta hasta el 80% de sus ingresos en comida, situación a la que se ven abocadas muchas familias pobres, incluso la subida más leve puede tener serias repercusiones.

El aumento de los precios de los alimentos ocurre por causas como el cambio climático y la subida del precio del crudo, por lo que una gran parte de la solución radica en hacernos con el control de dichas causas de base.

No obstante, también es preciso conseguir una mejor y más efectiva gestión de las crisis de los precios de los alimentos en el momento en que ocurren. De esta manera, las familias más pobres tendrán un amparo al que aferrarse en aquellos momentos en que no puedan permitirse la más ínfima cantidad de alimentos, aunque sí podían comprarla una semana antes.

Programa Crece – Intermón Oxfam

En resumen, podemos clasificar las propuestas de esta ONG en la reforma de los sistemas de ayuda alimentaria, una mejor regulación de los mercados (sobre todo aquellos proclives a la especulación), la creación de un Fondo Global de Mitigación (que podría financiarse con la Tasa Robin Hood, que ellos mismos propusieron) y el manejo del riesgo a través de:

  • Creación de reservas de alimentos regionales (bancos de semillas)
  • Más transparencia en el mercado
  • Eliminación de las restricciones a la exportación de países en vías de desarrollo (siempre y cuando se acuerde un sistema de seguridad sanitaria y de calidad igual para todos, añadiría yo, porque si no resulta injusto)
  • Acabar con el apoyo a los biocombustibles, que eliminan muchos alimentos para su consumo y también tierras fértiles para el cultivo.
  • Acabar con los subsidios que distorsionan el comercio internacional.

El reto y el objetivo de esta campaña es concienciar y proponer elementos para aumentar la equidad dentro de los límites ecológicos del planeta

Reduciendo así nuestra Huella Ecológica y asegurando la supervivencia de nuestro planeta y de nuestra especie.

¿Cuál es tu Huella Ecológica? Descúbrelo en este sencillo test

Este es el planeta en el que tú y yo vivimos, del que dependemos en gran medida, como proponía James cameron en Avatar.

Cuídalo, cuidémoslo, porque “todo el mal que le hagas a tí te lo harás” (Mago de Öz – La Venganza de Gaia)

¡Salud!

_____________________________________________________________________________________________

Food justice in a world of limited resources

Soon we will be 9 billion people around the globe. Our societies have to change in order to meet our needs, so that everyone can eat. Today, nearly one billion people go to bed hungry. Not because not enough food, but by the profound injustice of the system and because many of our ways of understanding the progress today use and destroy the natural resources on which we depend.

Intermón Oxfam

We all can and should be able to eat. Resources there, just need to distribute fairly and equitably. Fernando Contreras (spanish interview), director of the Valencia-based Oxfam (spanish link), presented during the session of the Intercultral seminar in the International Master in Peace, Conflict and Development Studies of the Universitat Jaume I, the program GROW. This program aims to present how “we can preserve and share resources in a more fair.”

Due to the global financial crisis, coupled with other factors such as climate changeand the crisis of food and energy resources, brought on in 2009, the United Nations Organization for Food and Agriculture Organization (FAO) peak count of peoplehungry by just over 1,025 million people. In 2010, the progression was lower, but the wildfires in Russia (a major exporter of cereal), floods in Thailandia (major exporter of rice) and drought in the Horn of Africa have been some of the episodes that haveseriously aggravated the situation.

This situation is exacerbated by speculation in futures markets and control by largemultinational companies (spanish link), from energy and food resources. One of these largemultinationals is Monsanto, which controls much of the patenting of seeds in the world.

Thus, the lobbyists on governments exercise moves a lot of money, which responds to the commercial interests of a minority that wants to take advantage of the situation. An example is the Carling Technologies company, which spends morethan 1,200 million dollars a year in acts of lobbying to the Government of the United States.

In addition, estimates of the increase in food prices does not portend a very bright future

On the other hand the governments continue to subsidize modes of growth that does not help anything to this equity, such as biofuels, fossil fuels, the agriculture ofdeveloped countries (for example, through the CAP in Europe, which generates Dumping), the World Food Programme (which many have criticized its mismanagement – spanish link-) or the Free Trade Agreements such as the U.S.maintains with Mexico.
Free Trade Agreements (spanish link)
Can we then say that in this situation, the system fails? From Oxfam think sobecause:

  • Almost one billion people go hungry every day.
  • It is expected that international prices of some basic food products to increase tomore than double by 2030, half of that increase due to climate change
  • If given to women the same agricultural resources than men, it could increase the yield of the land between 20 and 30% and cut between 100 and 150 million fewerhungry people.
  • By some estimates, the three major agricultural multinational, Cargill, Bunge and ADM, control almost 90% of grain traded.
  • The emission reductions committed by world governments still could increase global temperatures by 3 to 4 ° C. This would have a catastrophic effect on agriculture in many countries.
 
Everything is connected: the prices of food and oil, unproductive crop, climate change, unfair trade, the decline of markets, gender inequality, ownership of land.This failure to each of the people who have had to deal with rising food prices, whilefinancial intermediaries play in the commodity markets like gamblers on a roulette wheel.Is failing the people who have seen their crops have been devastated by floods, while unscrupulous industry groups are holding back progress for clean and renewable energy.This failure to each person who has been evicted from their land, while companies buy the same land at very low prices.And is failing every single person who can not concentrate on building a future fortheir children, because all you can think about is getting the next meal.
Oxfam
 Proposals from Oxfam through the GROW program

The four areas proposed by Oxfam in through this campaign will focus on four:

1. The small-scale farming as the principle of sustainable production

By supporting small farmers by providing them with sustainable production techniques, such as the use of organic fertilizers and drip irrigation techniques, we can help them produce enough food for a growing population, without therebycontribute to a climate more uncontrolled.

Grow Program  – Oxfam

2. Mechanisms to mitigate and adapt to the effects of Climate Change

Just need an international agreement to keep global warming below 2 degrees andwhich to avoid catastrophic climate change.

It’s time to lend a hand to the poorest communities in order to adapt to changesalready taking place, reaching agreement on the specific source of funding promised in 2009 when the Summit on Climate Change United Nations in Copenhagen.

Grow Program  – Oxfam

3. Land grabbing and speculation

Recent data indicate that they have identified at least 80 million hectares of land subject to commercial transactions since 2001 – an area 20 times the size of the Netherlands.

Getting to the fight against land grabbing is feasible, but for this to happen, it is necessary and effective international action. Governments need to provide secure access to land for small farmers, especially women, who, in most cases, assume theincreased workload in the field, but face major obstacles to claim what is theirs.

The strategies on the production of biofuels should be reevaluated.

Grow Program  – Oxfam

Among the countries that are taking over huge estates in Africa include: China, India,Japan, Malaysia, South Korea, Libya, Bahrain, Jordan, Kuwait, Saudi Arabia and theUAE. As noted in the digital medium periodistadigital: “Countries that either because it is overcrowded, like Japan, India or Korea, or to be desert-like Arabs have littlearable land and must import its own food for their people. They found that they grow grain cheaper outside its borders, in African countries, and then transport it for their own consumption at reasonable prices”. Moreover, among the land-hungryspeculators are names in the international food market as Goldman Sachs, MorganStanley, BlackRock and Louis Dreyfus.

4. The food prices

Large increases in food prices are largely responsible for this problem, because when you spend up to 80% of their income on food, a situation that many families are forced poor, even the slightest rise can have serious repercussions.

Rising food prices occurs for reasons such as climate change and rising oil prices,so a large part of the solution is to take control of these root causes.

However, we also need to get a better and more effective management of crises infood prices when they occur. Thus, the poorest families will have an injunction to hold onto at times when they can not afford the slightest amount of food, but had to buy a week earlier.

Grow Program  – Oxfam

In summary, we classify the proposals of the NGOs in the reform of food aid, bettermarket regulation (especially those prone to speculation), the creation of a GlobalMitigation (which could be financed with the rate Robin Hood, which they themselvesproposed) and risk management through:

  • Creation of regional food reserves (seed banks)
  • More transparency in the market
  • Elimination of restrictions on exports of developing countries (as long as they agree on a health insurance system and of quality equal to all, I would add, because if notunfair)
  • Ending support for biofuels, which eliminate many foods for consumption and fertile land for cultivation.
  • End subsidies that distort international trade.
The challenge and goal of this campaign is to raise awareness and propose elements for increasing equity within the planet’s ecological limits
Reducing our ecological footprintand ensuring the survival of our planet and our species.
What is your Ecological Footprint? Find out in this simple test

This is the planet that you and I live, which rely heavily, as proposed by JamesCameron’s film: Avatar.

Take care, waste it, because “all the evil you do to  yourself what you do” (Wizard of Oz – The Revenge of Gaia)

Salud!