Archivos de la categoría ‘Pueblos y gentes’

Una nueva sesión del Seminario Intercultural del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I trajo hasta la sala de actos del edificio de posgrado un tema difícil de abordar: Corea del Norte. Debido al hermetismo de este país durante los últimos años, resulta complejo comprender cómo se desarrollan sus lógicas (sobre todo internas), ya que su proyección exterior sí ha sido más clara, condicionada eso sí, por el hecho de que oficialmente aún es un país en guerra.  Grabrielle Dombrowski ha sido la encargada de poner un poco de luz al asunto, tratando de explicar toda esta maraña.

Cartel sobre la unión del pueblo coreano a través de todos sus estamentos

Corea del Norte se autodescribe como una república socialista autodependiente. Sin embargo, se rinde un pronunciado culto hacia la personalidad de Kim Il Sung -el fundador de Corea del Norte y el primer y único presidente del país- y su hijo y heredero Kim Jong-Il. El hijo menor de Kim Jong-Il, Kim Jong-Un, fue nombrado heredero de los poderes políticos de su padre en octubre de 2010 a los 27 años de edad. A través de sus tres grandes líderes (a pesar de que algunos creen que Un será más aperturista)  Corea del Norte se ha convertido en uno de los estados fuertes en la región, principalmente al servir como muro este contra el cinturón que lleva construyendo EE.UU. durante las últimas décadas alrededor de China y Rusia.

Corea del Norte es un muro de contención en el este contra EEUU y Japón

Su capacidad nuclear es lo que más inquieta a todas las partes, ya que las últimas pruebas realizadas en 2009 y los lanzamientos de supuestos satélites parecen traer consigo otros fines. Como no se sabe exactamente el alcance y la potencia de la tecnología norcoreana, detrás de la que están China y Rusia principalmente, la situación se vive con bastante incertidumbre. Sin embargo, cuestiones como esta son ampliamente conocidas porque constantemente aparece en los medios de comunicación. Según Dombrowski, el régimen se sigue sosteniendo sobre (PONER NÚMERO PILARES), de los cuales el más importante parece ser China por motivos más que evidentes. Rusia tampoco parece querer un cambio en el statu quo, lógicamente.

pilares corea

Los pilares del sistema coreano propuestos por Grabrielle Dombrowski

Sin embargo, tampoco podemos dejar de lado la cuestión de la base ideológica del sistema, el denominado JucheUna frase atribuida al político Kim Il Sung define juche del siguiente modo: En pocas palabras, la idea Juche significa que los propietarios únicos de la revolución y la construcción posterior son las masas. Por otro lado, la revista norcoreana Korean Review señala que Juche significa adoptar el papel de maestro de la revolución y reconstrucción de tu propio país. Esto significa un proceder independiente y creativo de cada uno con el fin de adaptar las soluciones a los problemas que puedan aparecer en el proceso de revolución y construcción.

Algunas características de Juche son:

  • Defensa de la independencia económica y política respecto a países extranjeros.
  • Songun: El aspecto militar es el más importante de la política.
  • Voluntarismo.
  • Nacionalismo popular: Exaltación de los símbolos nacionales y la defensa de la patria norcoreana ante la amenaza imperialista.
  • Respeto y defensa de la cultura tradicional coreana.

¿Pero qué pasa dentro de Corea?

Sólo algunas personas han logrado escapar de los campos de reeducación, a los que se manda a los ciudadanos desleales a través de una ley que implica hasta a tres generaciones en relación con la persona acusada. Uno de ellos es Shin Donk Hyuk, cuyos vídeos y entrevistas, junto con su libro, se han extendido como la pólvora alrededor del mundo. Pero la mayoría acaba siendo víctima de los acuerdos bilaterales entre Corea y China para su devolución o de las mafias chinas, entre otras. Amnistía Internacional sigue denunciando cada año la situación en este país asiático a través de denuncias y estudios, que siguen poniendo a Corea del Norte en el punto de mira pero que poco hacen cambiar las cosas.

Según las fuentes, entre 240.000 y 3.500.000 pudieron haber muerto durante la gran hambruna de los años 90′

 Sin embargo, las inundaciones de mediados de los 80′ y la caída de la URSS, entre otras cosas, empezaron a arrojar algo de luz sobre las deficiencias del sistema norcoreano, poniendo de manifiesto muchas de sus debilidades. Una gran hambruna asoló el país a principios de los 90′, en lo que se ha conocido como la Arduous March, llevándose por delante muchas vidas. La situación se ha ido volviendo cada vez más complicada, a pesar de que sigue recibiendo mucha ayuda por parte de instituciones internacionales y de los países implicados en el juego de poder regional: China (la principal interesada en mantener la situación), Rusia, EE.UU., Japón y Corea del Sur. Esta situación es algo que ya no se puede ocultar ni siquiera a través del control de las visitas de la prensa extranjera, del envío de diplomáticos a otros países (como Alejandro Cao de Benos, por mucho que algunos de sus planteamientos me parezcan interesantes) o del uso del miedo.

Las autoridades surcoreanas prohibieron el lanzamiento de panfletos después de que Corea del Norte amenazara con abrir fuego en el caso de alcanzar los folletos su territorio, pero los activistas siguen haciéndolo.

Ante este panorama un cambio real parece complicado, aunque Gabrielle Dombrowski cree que los cambios es más probable que lleguen desde dentro del propio país. Eso sí, la ayuda externa es necesaria pero no parece que vaya a proceder de los gobiernos. Por ello, propone salidas y cambios a través de las redes generados por las personas que han logrado escapar, a las que hay que dar apoyo porque si no es posible que no prosperen; de los globos de propaganda que se lanzan desde las fronteras pese a estar prohibido, ya que es una forma de dar a conocer otras realidades que no la del propio gobierno norcoreano; de ONGs como Liberty in Korea; o de una cada vez mayor expansión del mercado negro de productos que puede facilitar el intercambio de posturas entre gentes de diferentes lugares dentro del propio país (hasta ahora estrictamente restringido y penado porque se necesitan permisos especiales) y se presenta como una alternativa a la crisis sistémica del país.

Presentación: Descifrando Corea del Norte

¡SALUD!

Porque hoy el Seminario Intercultural del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I se traslada a la calle, donde estaremos luchando por nuestros derechos y por una sociedad más justa. ¡Nos vemos en las calles!

¡SALUD!

Cada vez que escucho hablar de Hawai, inevitablemente, cierro los ojos y comienzo a imaginar que estoy en unas bellísimas playas, viendo bailar a preciosas mujeres que visten faldas hechas con hojas, disfrutando de algún cóctel exótico y viendo a lo lejos cómo intrépidos surfistas me deleitan con espectaculares movimientos entre olas gigantesca mientras, de fondo, suena la canción Hawaii-Bombay de Mecano. Eso sí, en el momento que aparece Obama (nació en Honolulu, Hawaii) paseando por la playa he de confesar que se me corta todo el rollo.

Estas son algunas de las cosas que se nos vienen a la cabeza cuando nos hablan de Hawaii pero… ¿es oro todo lo que reluce?

Allison Brown, compañera y amiga procedente de Hawaii, se encargó de darnos una visión diferente de la realidad de este archipiélago durante la cuarta sesión del Seminario Intercultural del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I. Como todos los lugares del mundo, estas islas “paradisíacas” tienen sus problemas: alta tasa de encarcelamientos, enfrentamientos étnicos e identitarios, movimientos separatistas para tratar de conseguir la independencia, corrupción, alta militarización de su territorio… entre otros.

Hawaii no se libra de los problemas internos que pueda tener cualquier otro territorio

Hawaii es un archipiélago situado en medio del Océano Pacífico, que siempre ha tenido una gran importancia estratégica de cara al dominio de esa región, como ya se demostró durante la 2ª Guerra Mundial a través de la pugna entre japoneses y estadounidenses. Actualmente, Hawaii es un territorio repleto de bases estadounidenses controladas por las Fuerzas Aéreas del Pacífico (PACAF, por sus siglas en inglés) y que forma parte del cinturón de contención que Estados Unidos lleva mucho tiempo construyendo para rodear Eurasia.

Quien controle Hawaii, controlará el Pacífico, como ya se demostró durante la 2ª Guerra Mundial – Parte inferior izquierda: bases en Hawaii

Dentro de esos problemas encontramos también el component identitario. Aunque debido a los movimientos de población y las migraciones en Hawaii conviven muchos grupos, podemos clasificarlos en tres:

Los Kanaka Maoli

Los Kanaka Maoli tratan de conservar sus tradiciones, dándolas a conocer y buscando alejarse de las imposiciones estadounidenses

Este grupo integra a los indígenas polinesios de las islas de Hawaii o de sus descendientes, cuya recuperación de la identidad se ha convertido en un acto político, que lucha contra la hegemonía Americana. Los Hawaianos nativos siguen viviendo bajo los efectos de una violencia estructural desproporcionada, que incluye altos niveles de encarcelamiento; altos niveles de cáncer, asma y enfermedades del corazón; altos niveles de consumo del alcohol y drogas, y suicidio… Tal como señala Roher (2010): “Datos socioeconómicos revelan que son los Kanaka Maoli los que más sufren en las islas. Los programas y prestaciones que benefician a los Kanaka Maoli son pequeños pasos hacia la reconciliación tras la colonización, el derrocamiento ilegal y la anexión“.

Los Haole

Ambas instituciones ayudaron mucho a la dominación por parte de este grupo

El término Haole se utiliza generalmente para referirse a una persona con alguna o varias de estas características: blanco, americano, inglés, caucásico, norteamericano… anteriormente se utilizaba para denominar todo aquello de origen extranjero. El origen de la palabra es anterior a la llegada del capitán James Cook en 1778 (que es la fecha generalmente aceptada del primer contacto de Hawaii con los occidentales. Las últimas informaciones del censo señalan que los Haoles pronto van a ser la minoría más grande de Hawai’i, por lo que su posición de privilegio en la sociedad parece asegurada, ya que muchas de las estructuras y sistemas implementados y heredados de la época colonial trabajan a su favor. Esa posición no ha venido sólo por la integración de las islas en el sistema estadounidense, sino gracias al trabajo de grupos como el Honolulu Rifles Club o la Hawaii League for Anexation.

Los Locales

Este grupo se caracteriza por la mezcla de las diferentes culturas que han ido a parar a Hawaii gracias a las migraciones

Este grupo pone de manifiesto la diversidad étnica existente en Hawaii. El problema es que existen grandes diferencias mismo entre ellos, ya que en muchas partes del estado, los locales con raíces japonesas y chinas forman la clase media, mientras que los recién llegados de las islas del Pacífico y el sureste de Asia tienen menos estatus y poder. No obstante, puede ser un buen punto de partida para empezar a limar diferencias entre los hawaianos nativos y los que no lo son. Una muestra de ese proceso es la lengua pidgin, un inglés criollo hablado en Hawaii que ha ido tomando palabras de todas las culturas que están allí presentes.

Hawai es un paraíso étnico donde se mezclan muchas culturas y cosmovisiones diferentes

Como hemos visto, Hawaii es un paraíso no solo por su belleza, sino también por su riqueza cultural y humana. Sinceramente, creo que puede llegar a convertirse en un lugar de encuentro que nos permita tejer mejores relaciones entre las diferentes culturas y cosmovisiones del mundo. Puede se un buen lugar para empezar a experimentar sobre esos procesos de unión y acercamiento que tan necesarios son para la paz. No obstante, espero que la ambición de unos pocos y las desigualdades estructurales que ya existen no entorpezcan los proyectos que puedan avanzar en esta línea. Como a muchos otros lugares del mundo, a los hawaianos les ha tocado vivir en un lugar estratégico, por suerte o por desgracia, pero pensemos en la posibilidad que tienen de hacer historia.

Presentación sobre Hawaii – Allison Brown

¡SALUD!