Archivos de la categoría ‘Relaciones Internacionales’

Una nueva sesión del Seminario Intercultural del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I trajo hasta la sala de actos del edificio de posgrado un tema difícil de abordar: Corea del Norte. Debido al hermetismo de este país durante los últimos años, resulta complejo comprender cómo se desarrollan sus lógicas (sobre todo internas), ya que su proyección exterior sí ha sido más clara, condicionada eso sí, por el hecho de que oficialmente aún es un país en guerra.  Grabrielle Dombrowski ha sido la encargada de poner un poco de luz al asunto, tratando de explicar toda esta maraña.

Cartel sobre la unión del pueblo coreano a través de todos sus estamentos

Corea del Norte se autodescribe como una república socialista autodependiente. Sin embargo, se rinde un pronunciado culto hacia la personalidad de Kim Il Sung -el fundador de Corea del Norte y el primer y único presidente del país- y su hijo y heredero Kim Jong-Il. El hijo menor de Kim Jong-Il, Kim Jong-Un, fue nombrado heredero de los poderes políticos de su padre en octubre de 2010 a los 27 años de edad. A través de sus tres grandes líderes (a pesar de que algunos creen que Un será más aperturista)  Corea del Norte se ha convertido en uno de los estados fuertes en la región, principalmente al servir como muro este contra el cinturón que lleva construyendo EE.UU. durante las últimas décadas alrededor de China y Rusia.

Corea del Norte es un muro de contención en el este contra EEUU y Japón

Su capacidad nuclear es lo que más inquieta a todas las partes, ya que las últimas pruebas realizadas en 2009 y los lanzamientos de supuestos satélites parecen traer consigo otros fines. Como no se sabe exactamente el alcance y la potencia de la tecnología norcoreana, detrás de la que están China y Rusia principalmente, la situación se vive con bastante incertidumbre. Sin embargo, cuestiones como esta son ampliamente conocidas porque constantemente aparece en los medios de comunicación. Según Dombrowski, el régimen se sigue sosteniendo sobre (PONER NÚMERO PILARES), de los cuales el más importante parece ser China por motivos más que evidentes. Rusia tampoco parece querer un cambio en el statu quo, lógicamente.

pilares corea

Los pilares del sistema coreano propuestos por Grabrielle Dombrowski

Sin embargo, tampoco podemos dejar de lado la cuestión de la base ideológica del sistema, el denominado JucheUna frase atribuida al político Kim Il Sung define juche del siguiente modo: En pocas palabras, la idea Juche significa que los propietarios únicos de la revolución y la construcción posterior son las masas. Por otro lado, la revista norcoreana Korean Review señala que Juche significa adoptar el papel de maestro de la revolución y reconstrucción de tu propio país. Esto significa un proceder independiente y creativo de cada uno con el fin de adaptar las soluciones a los problemas que puedan aparecer en el proceso de revolución y construcción.

Algunas características de Juche son:

  • Defensa de la independencia económica y política respecto a países extranjeros.
  • Songun: El aspecto militar es el más importante de la política.
  • Voluntarismo.
  • Nacionalismo popular: Exaltación de los símbolos nacionales y la defensa de la patria norcoreana ante la amenaza imperialista.
  • Respeto y defensa de la cultura tradicional coreana.

¿Pero qué pasa dentro de Corea?

Sólo algunas personas han logrado escapar de los campos de reeducación, a los que se manda a los ciudadanos desleales a través de una ley que implica hasta a tres generaciones en relación con la persona acusada. Uno de ellos es Shin Donk Hyuk, cuyos vídeos y entrevistas, junto con su libro, se han extendido como la pólvora alrededor del mundo. Pero la mayoría acaba siendo víctima de los acuerdos bilaterales entre Corea y China para su devolución o de las mafias chinas, entre otras. Amnistía Internacional sigue denunciando cada año la situación en este país asiático a través de denuncias y estudios, que siguen poniendo a Corea del Norte en el punto de mira pero que poco hacen cambiar las cosas.

Según las fuentes, entre 240.000 y 3.500.000 pudieron haber muerto durante la gran hambruna de los años 90′

 Sin embargo, las inundaciones de mediados de los 80′ y la caída de la URSS, entre otras cosas, empezaron a arrojar algo de luz sobre las deficiencias del sistema norcoreano, poniendo de manifiesto muchas de sus debilidades. Una gran hambruna asoló el país a principios de los 90′, en lo que se ha conocido como la Arduous March, llevándose por delante muchas vidas. La situación se ha ido volviendo cada vez más complicada, a pesar de que sigue recibiendo mucha ayuda por parte de instituciones internacionales y de los países implicados en el juego de poder regional: China (la principal interesada en mantener la situación), Rusia, EE.UU., Japón y Corea del Sur. Esta situación es algo que ya no se puede ocultar ni siquiera a través del control de las visitas de la prensa extranjera, del envío de diplomáticos a otros países (como Alejandro Cao de Benos, por mucho que algunos de sus planteamientos me parezcan interesantes) o del uso del miedo.

Las autoridades surcoreanas prohibieron el lanzamiento de panfletos después de que Corea del Norte amenazara con abrir fuego en el caso de alcanzar los folletos su territorio, pero los activistas siguen haciéndolo.

Ante este panorama un cambio real parece complicado, aunque Gabrielle Dombrowski cree que los cambios es más probable que lleguen desde dentro del propio país. Eso sí, la ayuda externa es necesaria pero no parece que vaya a proceder de los gobiernos. Por ello, propone salidas y cambios a través de las redes generados por las personas que han logrado escapar, a las que hay que dar apoyo porque si no es posible que no prosperen; de los globos de propaganda que se lanzan desde las fronteras pese a estar prohibido, ya que es una forma de dar a conocer otras realidades que no la del propio gobierno norcoreano; de ONGs como Liberty in Korea; o de una cada vez mayor expansión del mercado negro de productos que puede facilitar el intercambio de posturas entre gentes de diferentes lugares dentro del propio país (hasta ahora estrictamente restringido y penado porque se necesitan permisos especiales) y se presenta como una alternativa a la crisis sistémica del país.

Presentación: Descifrando Corea del Norte

¡SALUD!

Anuncios

La tercera sesión del Seminario Intercultural del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I lo presenté yo. Traté de dar a conocer algunos de los casos que han girado durante los últimos 50 años alrededor de la Teoría de la Conspiración. Os dejo aquí la presentación de Prezi y algunas páginas de Internet y artículos que pueden os pueden interesar si queréis indagar más sobre el tema.

EL CASO DREYFUS: En Wikipedia el artículo está bastante bien trabajado y referenciado, con muchos artículos anexos.

MASONES: Aquí os dejo una página del rito escocés -en inglés; una página curiosa sobre masones famosos del mundo; y un documental del National Geographic.

COMISIÓN TRILATERAL: La página oficial y un par de artículos interesantes: Trilateral Commission Wants War With Iran (Paul Joseph Watson) /  The Facts on the Trilateral Commission Show New World Order Plot (Canada Free Press).

CLUB BILDELBERG: La página oficial y una entrevista (de las muchas que hay) a Daniel Estulin.

COUNCIL OF FOREIGN RELATIONS: Página oficial

SAQUEO MUSEO DE BAGDAD: Fotos de los artículos saqueados y un documento de la UNESCO sobre patrimonio en conflict y Post Conflicto / Un artículo de GLOBAL POLICY FORUM

HUNDIMIENTO DEL RAINBOW WARRIOR: Green Peace

REAGAN EN LOS 80’: Página dedicada al tema

OPERACIÓN GLADIO: El libro – Secret Warfare : Operation Gladio and NATO’s Stay-Behind Armies (Daniele Ganser and Christian Nuenlist) / Artículo – Las redes estadounidenses de desestabilización y de injerencia (Thierry Meyssan)

OPERACIONES DEL MOSSAD: Blog dedicado al tema

REFLEXIONES DEL EX SECRETARIO DE DEFENSA ESTADOUNIDENSE ROBERT S. MCNAMARA: Rumores de Guerra / The Fog of War (el mismo documental en ambos idiomas)

INCIDENTE TRAS EL HUNDIMIENTO DEL NAVIO CHENOAN: Cheonan: Historia de una farsa

LOS PROTOCOLOS DE LOS SABIOS DE SION: Documental del Canal Historia

UN BUEN ARCHIVO DE NOTICIAS SOBRE EL CASO DE LIBIA: Archivo de la Red Voltaire sobre Libia

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA: Documental Comprar, Tirar, Comprar

SUBVERSIÓN CONTRA CUBA: Cubainformación y 638 maneras de matar a Fidel Castro

HAARP: La página oficial / Libro: Angels Don’t Play this HAARP: Advances in Tesla Technology (Dr. Nick Begich and Jeane Manning) / Documental de TRUtv / Informe de opinion discutido en la Comisión de Asuntos Exteriores, Seguridad y Política de Defensa del Parlamento Europeo

ARTURO ESTEVEZ: EL MOTOR DE AGUA ES UNA REALIDAD, AÑO 1970: Artículo en DESPERTARES

CONSPIRACIÓN ALREDEDOR DEL TITANIC POR LA CREACIÓN DE LA RESERVA FEDERAL EN EEUU: Artículo

11SArchitects & Engineers for 9/11 Truth

OPERACIÓN MK ULTRA: Documental del Canal Historia

AREA 51: Documental del Canal Historia

Aquí tenéis el link al archivo de documentos desclasificados en EEUU: THE NATIONAL SECURITY ARCHIVE 

Hay mucho material en la red y en papel, pero si estáis muy interesados en estos temas lo podemos hablar y comentar. No obstante, os recomiendo también ojear las páginas que vienen referenciadas al final de la presentación en Prezi. ¡Estoy a vuestra disposición!

¿OS ATREVÉIS A DESPERTAR?

¡SALUD!

Día:  02/05/2012

Lugar: Universidad Jaume I

África ha vuelto a ser uno de los temas a tratar en el Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, donde Macharia Munene, profesor en la United States International University in Nairobi, hablo de la importancia geopolítica y estratégica del este de África.

Ya desde la época colonial, la zona del cuerno de África ha sido una de las más importantes del continente. En esta zona, a lo largo de los siglos, se han ido mezclando los intereses internos de las poblaciones locales con los intereses extra estatales de las antiguas potencias coloniales. El control de tres puntos estratégicos como son el canal de Suez (clave para el transporte marítimo), el Mar Rojo (puente entre Asia y África) y la salida al Índico con una posible proyección y control hacia el Golfo Pérsico, hacen de esta zona una de las más importantes a nivel geoestratégico.

Los movimientos de las potencias occidentales en este sentido parecen estar claros. Con una base en Djibouti, con cada vez más presencia en el vecino Yemen y con operaciones como ATLANTA, Estados Unidos ha pasado a ser uno de los países más interesados en la estabilidad de la zona, después de que en 2004 estimara que África Oriental era la zona más peligrosa para sus intereses. Otros países están presentes en la zona: España, Alemania (con mucha presencia a nivel de ayuda humanitaria), Francia, China, Rusia, Gran Bretaña, etc. Todos jugando su papel en la zona para salvaguardar sus intereses pesqueros, sobre hidrocarburos, gas, minerales, rutas comerciales…

Amenaza de guerra en Somalia, final de 2006

Eritrea y Etiopía siguen limando sus diferencias en territorio somalí

Del colonialismo belga, alemán, británico o italiano el África Oriental heredó una gran cantidad de desigualdades en incongruencias que facilitaron conflictos como el de Rwanda y el devenir de Somalia hacia un Estado que se define como fallido. Sin embargo, ante estas lógicas de poder externas, los propios países de la región siempre han tratado de hacerse con un hueco dentro de su área de influencia y he aquí que a lo largo del tiempo han derivado en conflictos entre Etiopía y Eritrea (que siguen su conflicto a través de terceros en Somalia, desde hace ya tiempo), entre Uganda y Tanzania o que incluso regiones como Sudán del Sur decidan tomar las riendas de su propio futuro.

Además, estos conflictos generan gran cantidad de desplazados en África Central y Oriental, dificulta mucho más las cosas y traslada los problemas más allá de unas fronteras que ni siquiera todo el mundo reconoce como tales. En Kenia, por ejemplo, los campos de refugiados siguen creciendo en la actualidad. A estos elementos, se une el hecho de que ciertas zonas del noreste de la República Democrática del Congo, minerales como el estratégico Coltán están alimentando esos conflictos e implicando a los vecinos del este, ya que suele ser por los países vecinos por donde este mineral accede al mercado internacional.

Todo el continente es un elemento estratégico fundamental tanto para los países extranjeros, que beben de sus recursos, como para los propios africanos, que parecen no haber interiorizado todavía el poder que tienen si deciden utilizarlo. Si lo pueblos africanos tuviesen la capacidad de unirse, defenderían mucho mejor sus intereses y su posición como continente frente al expolio occidental y oriental. Sin embargo, a lo largo y ancho del territorio, los conflictos han desangrado y están desangrando África. Muchas son las contradicciones internas del “continente olvidado”, algunas derivadas del colonialismo y de la globalización y otras de sus dinámicas internas, pero algunos países fuertes en la región están tratando de alzar la cabeza, más ahora que el panaficanismo impulsado por Gadafi (entre otros muchos) ha perdido una de sus cabezas importantes.

Sin embargo, las relaciones con occidente y con China siguen apuntando a África como uno de los lugares calientes del planeta a nivel geopolítico y geoestratégico. La población africana sufre el hambre derivado de la especulación con su tierra y la muerte de las luchas por los recursos estratégicos, mientras que las desigualdades y el descontento sigue siendo creciente. Mientras tanto, las grandes potencias se reparten el pastel tratando de no perder lo que aún les queda. La pregunta ahora es si, en el África Orienta, ¿se impondrá el militarismo estadounidense y de la OTAN o será la apesta comercial de Pekín? Veremos cómo se mueven ambos actores durante los próximos años y si los africanos de la región, están dispuestos a seguir aguantando un nuevo colonialismo de “mercado y diplomacia militarista” o serán capaces de empoderarse con verdaderas políticas y herramientas de liberación.

¡SALUD!

Conferencia de Macharia Munene: GEOPOLITICS GEOSTRATEGY AND THE CHALLENGE OF ENSURING PEACE IN EASTERN AFRICA (inglés).

Día: 21/03/2012

Lugar: Universidad Jaume I

La mayor parte de sociedades aspiran, en primer lugar, a poder satisfacer necesidades tan básicas como la alimentación, la integridad física y la libertad de movimiento. Algunas de ellas se están limitando con muros, que dicen serán inexpugnables (México, Gaza o Grecia), y con sistemas anti inmigración. Todo, para mejorar nuestra seguridad encerrados en grandes fortalezas fuera de las cuales la gente sigue luchando por sus derechos más básicos y por su dignidad. Las revoluciones árabes del último año han levantado mucha simpatía a lo largo del mundo entero. Revoluciones contra regímenes corruptos e ineficientes, incapaces de responder a las necesidades del pueblo en muchos casos. Pero, ¿por qué ahora?

Jesús A. Núñez, Codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH, Madrid) y miembro del International Institute for Strategic Studies (IISS, Londres), no tiene una respuesta clara, como así lo manifestó durante una nueva sesión del del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I.

Jesús Núñez

Las causas básicas y estructurales de las revoluciones actuales son las mismas que hace 20-25 años, cuando asistimos a los procesos en Irán (1979), contra el Shá, o las revueltas que dieron lugar a la masacre de Hama (Siria) en 1982. La población estaba harta de regímenes políticos corruptos que no eran capaces de cubrir sus necesidades básicas y que no eran capaces de proveerles seguridad. En este contexto aparecieron ciertos factores que han servido de catalizador en las reacciones a lo largo del mundo árabe. Por un lado tenemos a Al Jazeera, la televisión qatarí, que desde la invasión de Irak (cuando fue bombardeada por la aviación estadounidense) se ha ido desarrollando y ha jugado un papel fundamental a la hora de facilitar a los árabes el conocimiento de su propio territorio, gracias también a su relación con Wikileaks y las revelaciones sobre el mundo árabe. En segundo lugar, la utilización de las redes sociales y los sistemas de información, aunque su papel ha sido magnificado como veremos más adelante.

Estos movimientos han permitido disolver algunos de los prejuicios que desde occidente se suelen tener sobre el mundo árabe: son salvajes, sólo responden a la guerra (la mayor parte de los levantamientos han sido a través de movimientos pacíficos) o que son pasivos y renuncian a sus derechos soportando a dictadores. No ha habido una mano negra que haya hecho estallar los levantamientos, lo cual no quiere decir que actores como Francia, InglaterraEE.UU. se hayan aprovechado de la situación para conseguir ventajas estratégicas en el Mediterráneo.

Los libios piden en Bengasi que no haya intervención extranjera

El mundo árabe está compuesto por 22 países, agrupados todos ellos en la Liga Árabe. Muchos de ellos han sido testigos de revueltas contra sus gobernantes, pero sólo 4 de ellos han conseguido derrocar sus regímenes. Las movilizaciones que se vienen produciendo buscan cambios estructurales en el sistema, pero en ninguno de ellos parece que vaya a haber un cambio real. La mediatización del fenómeno hace pensar que algo renace, como ya vimos con Sidi Omar en la retórica usada a través de todo lo que ha rodeado a la Primavera Árabe, ¿pero es esto realmente así?

El caso de Túnez

En 2008, en la región minera de Gafsa, en el centro de Túnez, comenzó una revuelta contra el régimen de Ben Alí debido a las malas condiciones de la población por el trabajo explotador de empresas que contaban con el beneplácito del régimen y por la contaminación provocada. En aquel momento, la población pedía lo mismo que cuando comenzó todo el proceso actual a raíz de la imolación de Mohamed Bouazizi en diciembre de 2010, pero el régimen encerró, mató y encarceló a los que debía y ahí se quedó la cosa.

La región de Gafsa, Túnez, en verde.

Sin embargo, las protestas de 2010 culminaron con la caída de Ben Alí, dando inicio a una nueva etapa en la que el islamismo radical (¡OJO!, QUE NADA TIENE QUE VER CON EL TERRORISMO) ha accedido al poder a través de unas elecciones que sitauron Hamadi Jebali, del Partido del Renacimiento, como Primer Ministro. A Túnez se le han restituido sus bienes y se han bloqueado a todos los actores relacionados con el antiguo régimen, de manera que el país se ha convertido en todo un experimento político dentro del mundo árabe. El partido más importante ha tenido que pactar con la centro-izquierda para no gobernar en minoría y actualmente se negocia la creación de una nueva constitución, con el tema de la ‘sharia’ de por medio. La escasa importancia geopolítica y geoestratégica de Túnez parece que va a permitir que continúe el experimento democrático.

El caso de Libia

Libia ha sido un caso diferente desde el principio, pues tiene petróleo, llegando a ser el 4º productor mundial durante el gobierno de Gadafi. Cuando el líder Libio renunció a sus programas nucleares, programas de armas químicas y a apoyar el terrorismo, los países de Europa se pelean por recibirle para chupar sus reservas, a pesar de las extravagancias del tipo. Prácticamente todos los representantes europeos se reúnen con él hasta que la ciudad de Bengasi se levanta contra Gadafi y comienza el linchamiento político y mediático. En ese momento, Gadafi amenazó a la ciudad rebelde de Bengasi, lo cual activó el mecanismo de la ONU que derivó en la resolución 1973, en la perversión y prostitución de las medidas, en el apoyo descarado de occidente a los rebeldes y en el fin que ya todos conocemos.

Gadafi en una reunión con el ex presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, en su jaima.

Actualmente Libia se encuentra en una situación caótica y delicada. La parte oriental del país, Cirenaica, donde se encuentra la mayor parte del petróleo, quiere desvincularse del régimen del CNT; Médicos Sin Fronteras ha dejado el país denunciado persecuciones y torturas en territorio libio; el jefe de seguridad de Trípoli es un antiguo jefe de Al- Qaeda; el actual presidente, Mustafá Abdelyalil, es un antiguo amigo del régimen y muy amigo de occidente (además de no tan extravagante)… Como vemos, todo apunta a un cambio de cara y la situación actual es muy mala para la población, después de que Gadafi hubiera conseguido una red social bastante que situaba a Libia como uno de los más desarrollados en cuanto a su Índice de desarrollo Humano. Sin embargo, su petróleo sí lo convirtió en un objetivo prioritario para poner “en el lugar que le corresponde en el contexto internacional” a países como Francia.

El caso de Egipto

El caso de Egipto es interesante porque es el país donde los poderes tradicionales más se han aprovechado de las protestas populares. Con 84 años, Hosni Mubarak ya pensaba en nombrar un sucesor al cargo de presidente. El candidato preferencial era su hijo, Gamal, pero el ejército no estaba de acuerdo porque esto suponía que este estamento perdería su control sobre el estado egipcio. Egipto es el país que lidera la Liga Árabe, estratégicamente muy importante porque en su territorio esta el Canal de Suez y con buenas relaciones con EE.UU., del que es el segundo receptor de ayuda militar después de Israel.

Desde que Egipto se convirtiera en República allá por los cincuenta, si miramos los predecesores políticos, el ejército ha llevado las riendas del sistema. El estamento castrense es el principal agente político y económico del país, ya que controla las principales empresas y los recursos. Tras las primeras revueltas, los medios de comunicación dieron mucha a la escasa intervención de ejército, que no fue mucha comprándola con la de otros lugares, pero estaba claro que el ejército quería aprovechar su oportunidad, con lo cual resultaba idílico lo de El ejército se une al pueblo y pide la dimisión de Mubarak que pudimos leer en muchos lugares. En el caso egipcio se produjo una magnificación del papel de Internet, cuando la verdad es que todo este movimiento era heredero de otros anteriores, pero frustrados.

Manifestaciones en la Plaza Tahrir de El Cairo, Egipto, contra Mubarak

Tras la caída de Mubarak, el Mariscal Tantawi asumió todo el poder en Egipto durante una etapa de “transición”, de manera que el ejército volvía a instaurar el statu quo en el país. Tantawi viene de hablar en enero con Obama y el islamismo radical (los Hermanos Musulmanes) han entrado en las negociaciones del proceso porque quieren tocar algo de poder. Sin embargo, no ha habido cambios estructurales que puedan derivar en un verdadero cambio dentro del país. Hay muchos elementos implicados y los intereses de los diferentes actores no quieren alterar la situación favorable que les ofrecía Mubarak, por lo que el proceso democrático está bastante estancado, a pesar de que su gente siga saliendo a la calle. ¿Quién quiere democracia en Egipto cuando esto podría alterar el orden establecido, peligrando así muchos intereses? Evidentemente nadie.

El caso de Yemen

Yemen es uno de esos países que le ha tocado estar en un lugar geográfico muy complicado. Es la puerta al Mar Rojo desde el sur, puente directo con el este de África y además posee la isla de Socotora, donde EE.UU. posee una base naval y aérea destinada al control de la piratería y del tránsito marítimo. A la revolución yemení se le ha llamado la revolución ignorada, ya que la gente sigue protestando pese a la intervención de tropas de Arabia Saudí. La salida de Saleh se producía tras una año de protestas y tras negociar su salida, se celebraron elecciones en las que sólo hubo un candidato: el vicepresidente Abdel Raboo Mansur Hadi. El resultado ha sido un Yemen más dividido, con más presencia de grupos terroristas; con un salafismo creciente como parte del juego político; apoyados por gobiernos extranjeros fuertemente rechazados por su población; con un fuerte movimiento secesionista en el sur del país… Vamos, que desde luego no parece el mejor escenario para el desarrollo de un proceso democrático

Protestantes yemenís claman por la salida de Saleh

Hemos sido testigos de valientes movimientos contra los regímenes de Jordania, Bahrein, Siria, Arabia Saudí… pero todos ellos han sido violentamente reprimidos y acallados porque hay muchos intereses en juego y a ningún actor le interesa alterar el statu quo actual. ¡Alassad es responsable ya de más de 8.000 muertos! Bueno, su padre mató a 30.000 hace 30 años y si sigue manteniendo nuestros intereses intactos… (pensarán muchos). Y así con la mayor parte de países de la región. 

La posición occidental

En los países occidentales el proceso se ha vivido concierta inquietud, puesto que en privado todos están temerosos de que se altere el orden ya establecido, el cual nos sitúa en una posición dominante y favorable. Se está llevando a cabo una mirada estratégica del asunto, tratando de asegurar las vías marítimas de paso (por donde se mueve el 80% del comercio mundial) y las fuentes energéticas y de materias primas en la región. Independientemente del régimen político que se instaure, se seguirá apoyando a déspotas y tiranos si eso no pone en peligro los intereses de occidente, por desgracia. Occidente toma posiciones frente a un posible enfrentamiento con Irán, pero todo apunta a que si la guerra comienza occidente tiene mucho que perder, por lo que EE.UU. trata de frenar a su impulsivo aliado, Israel. Las principales fuentes de petróleo de Arabia Saudí se encuentran en territorio chiita, en Yemen cada vez simpatizan más con los Ayatolás, Irak es un país resquebrajado y con una minoría sunita gobernando a una mayoría chii… Los elementos continúan y no son muy favorables a occidente en caso de guerra. Mientras tanto, el islamismo radical va ganando fuerza gracias a la debilidad del Estado, atendiendo a la población en todo aquello que los regímenes desatienden a través de las hermandades musulmanas.

Si os interesa, Jesús Núñez mantiene en la página web de El País un blog muy interesante: EXTRAMUNDI.

¡SALUD!

Día: 15/02/2012

Lugar: Universidad Jaume I

Durante el último año en los países de tradición árabe, desde el Sáhara Occidental hasta Baréin, la población ha decidido levantarse contra sus gobernantes. Opresores, tiranos, ladrones y buenos amigos de occidente muchos de ellos, habían establecido en sus países regímenes totalitarios que irónicamente nos hacían recordar el lema del Despotismo Ilustrado del siglo XVIII: “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. La posición de la Comunidad Internacional ante estos sucesos ha sido desigual según los países y la pregunta es: ¿por qué?.  En una nueva sesión del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, Sidi Omar, Embajador de la RASD en Etiopia y Representante Permanente ante la Unión Africana en Addis Ababa, analizó la llamada “Primavera Árabe”.

Mapa de la situación de los países árabes. Fuente: RT Tv

 El propio nombre dado por los medios de comunicación de todo el mundo a los levantamientos antigubernamentales (Primavera Árabe) hace una llamada a los diferentes movimientos revolucionarios que se han dado contra el poder a lo largo de la historia: le Printemps des Peuples (1848) – La primavera de los Pueblos – Eric Hobsbawm -, la Primavera de Praga (1968), la Revolución Iraní (1979)Estos episodios han supuesto un punto de inflexión en la lucha de la población contra el poder gubernamental hacia la búsqueda de mayor capacidad de participación y decisión, pero cada levantamiento ha tenido sus particularidades y tratar de englobarlos todos dentro de un término como este resulta tremendamente reduccionista e ideologicamente muy cargado.

Titulares en los principales medios de comunicación. Fuente: Presentación Sidi Omar

Para más inri, el periodista del New York Times, Thomas L. Friedman, escribía lo siguiente en su artículo “This Is Just the Start”, a lo que llamó el “Efecto Obama”:

“Hmmm, let’s see. He’s young. I’m young. He’s dark-skinned. I’m dark-skinned. His middle name is Hussein. My name is Hussein. His grandfather is a Muslim. My grandfather is a Muslim. He is president of the United States. And I’m an unemployed young Arab with no vote and no voice in my future. (Traducción: Hmmm, míralo. Él es joven. Yo soy joven. Él es negro. Yo soy negro. Su segundo nombre es Hussein. Mi nombre es Hussein. Su abuelo es musulmán. Mi abuelo es musulmán. Él es presidente de Estados Unidos. Y yo soy un joven árabe desempleado sin voz ni voto en mi futuro.)

No obstante, podemos encontrar algunas similitudes entre los levantamientos de los diferentes países: la degradación de las condiciones socio-económicas y políticas unida al descontento por el alto desempleo, la subida de los precios de los alimentos, la pobreza, la corrupción, la desigualdad, el estancamiento económico, el autoritarismo de los gobernantes y la falta de libertades. La rápida organización de la gente se ha producido gracias a que la mayor parte de la población de estas regiones tiene menos de 30 años (65%), tienen un nivel educativo más alto que las generaciones anteriores y, como no, tienen un arma muy poderosa llamada Internet, la cual ha servido para convocar protestas y organizar a la gente. Ya vimos por ejemplo, en Londres, cómo el Gobierno se vio obligado a actuar.

Con problemas similares, la respuesta internacional en cada uno de los conflictos no ha sido la misma. Además, se han dado grandes paradojas por parte de países como EE.UU., Francia, España, Reino Unido o Italia, quienes poseían buenas relaciones con los gobiernos del norte de África. Por otro lado, la situación en los diferentes países no era la misma, pero la expresión simbólica de los levantamientos por parte de medios de comunicación e instituciones políticas ha hecho pensar que sí.

Sáhara Occidental

El 9 de octubre de 2010, 30.000 Saharauis protestaron contra las miserables condiciones de vida y los abusos cometidos por las autoridades marroquíes, pero el 8 de noviembre los campamentos fueron desmantelados y cientos de personas arrestadas. Aún así, las protestas en el Sáhara Occidental no han cesado.

Tanto Francia como España se niegan a condenar y poner fin a los abusos de Marruecos debido a los jugosos contratos de explotación pesquera y minera que les han sido concedidos en territorio saharaui, entre otros motivos.

Libia

El caso de Libia es uno de los más interesantes, en el que Francia ha tomado la iniciativa a pesar de que el presidente Sarkozy dejó claro que tenía que reunirse con los países que “empiezan a tomar el camino de la respetabilidad”, en alusión a sus encuentros con Gaddafi. En la presentación del profesor Sidi Omar (al final) podemos ver la cronología de los acontecimientos, pero la aplicación de la resolución 1973 de Naciones Unidad, en virtud de la “Responsabilidad de Proteger (civiles, supuestamente)”, escondía muchos intereses que no han sido contados por la mayoría de los medios. El Reino Unido ha pedido petróleo a Libia en compensación a la ayuda prestada, más ahora que Irán ha decidido dejar de exportar petróleo de manera directa a algunos países de la Unión Europea y Francia e Italia se pelean por conseguir los contratos de reconstrucción. Para una Europa en crisis la guerra en Libia ha resultado muy ventajosa, al menos económicamente. En la web Rebelion podéis encontrar un apartado entero con interesantes artículos sobre el tema y una breve cronología de los acontecimientos podéis encontrarla en El País.

A pesar de todo, la situación actual en Libia es muy mala, hasta tal punto que Médicos sin fronteras se ha negado a trabajar en las cárceles y Amnistía Internacional ha denunciado los constantes abusos por parte de las autoridades actuales. No parecía que Gaddafi tuviera ningún problema con los gobiernos occidentales, lo vemos en sus acuerdos y reuniones con países como Italaia, Francia o España, pero su acercamiento a China y el acceso de este país a los recursos Libios podía resultar un “problema de seguridad”. Libia contaba con uno de los niveles de vida más altos de la población en África y con un amplio apoyo por parte de la población. Por otro lado, su sistema político tribal, la Yamahiririya, tampoco ha sido bien presentado ante el público, quizá una de las razones por las que Gaddafi tenía tanto apoyo.

Egipto

La estrecha relación que Estados Unidos ha tenido con el ex presidente Mubarak (Egipto) ha producido una gran transfusión de fondos desde el país norteamericano hacia el Cairo a través de instituciones como la NED, el IRI o la USAID. Esta cooperación financiera se ha traducido en unos 28,6 mil millones de dólares, los cuales se han unido a la cooperación militar, a la que EE.UU. aportaba alrededor de 1,3 mil millones de dólares anuales, cantidad que sólo está por detrás de la cooperación con Israel. Sin embargo, tras la caída de Mubarak, la ayuda estadounidense ha caído en más de tres veces, por lo que las relaciones están empeorando. A esta situación se unen las denuncias de las autoridades sobre ONG estadounidenses a las que acusan de desestabilizar el país y las amenazas de EE.UU. de retirar la ayuda si se sigue persiguiendo a estas organizaciones.

Túnez

Túnez es uno de los países prioritarios de la AECID (Agencia Española de Cooperación al Desarrollo), dentro de la categoría C (“consolidación” de logros de desarrollo). Las relaciones de cooperación con España se enmarcan en una Comisión Mixta Hispano-tunecina (la última, la sexta, que se dice pronto, se firmó en el 2007), donde se celebra que España y Túnez son “asociados estratégicos prioritarios que gozan de la más alta confianza política” (2). También se pretende superar las contribuciones previas para la cooperación al Desarrollo con Túnez, que entre 2004 y 2006 llegaron a los 10 millones de euros. En este enlace podéis ver un análisis interesante de la cooperación hispano-tunecina.  el presidente Zapatero no tardó en viajar a Túnez para apoyar “los nuevos procesos”.

Otros escenarios: Barein y Yemen

No quería terminar este pequeño artículo sin dejaros un par de artículos que hablan sobre dos de las revoluciones menos atendidas: Yemen y Barein (enlaces con imágenes y vídeos bastante duros). Ambos países ocupan un lugar estratégico privilegiado y, por mencionar un par de elementos rápidamente: en el caso de Yemen no interesa tener en el gobierno grupos que puedan oponerse a el establecimiento de la base estadounidense en la isla de Socotora; en el caso de Barein no interesa tener un “agente desestabilizador” más en una región por la que fluye una gran cantidad de petróleo actualmente controlada por los regímenes pro occidentales. Quizá entre más a fondo en estos dos interesantes procesos, pero os invito a investigarlos si os interesan.

Reflexiones finales

¿Cómo es posible que todos estos actores extranjeros utilicen discursos sobre democracia, derechos humanos e imperio de la ley cuando ellos mismos no dudan en apoyar regímenes opresivos en función de los intereses en juego? La hipocresía es clamorosa. Del mismo modo, es sostenimiento por parte de los representantes políticos legitima los actos de opresión en favor de la seguridad y la estabilidad, como era Gaddafi en Libia, quien contenía la migración hacia Europa, principalmente hacia la “protofascista” Italia de Berlusconi.

Lo que esta claro, es que estas paradojas no pueden sostener regímenes durante largo tiempo porque las poblaciones se dan cuenta de lo que supone para ellos. Los gobiernos que han apoyado estos regímenes han demostrado como están más interesados en contra prestaciones a corto plazo que en el desarrollo humano de las poblaciones de los diferentes países. Es necesario un cambio de tendencia hacia acuerdos y actuaciones más coherentes en virtud de una situación más justa y equitativa. La justicia Internacional debería perseguir tanto a los criminales como a sus principales sustentadores. Existen las herramientas, pero hace falta voluntad para su utilización efectiva.

Mientras tanto, los protagonistas de los levantamientos en el mundo árabe siguen viviendo dentro de una cierta incertidumbre, con procesos políticos y sociales abiertos en unos lugares y con venganzas y maltratos por parte de los vencedores en otros. En este complejo panorama, los ciudadanos siguen luchando por su libertad día a día frente a las decisiones de unos pocos gobernantes.

El poder del pueblo Vs el poder de la Reapolitik: Fuente: Presentación de Sidi Omar

¡SALUD!

Después de la prostitución, la diplomacia es considerada por muchos como la segunda profesión más antigua del mundo. La palabra diplomacia proviene del francés diplomatie y del inglés diplomatics, que a su vez derivan del latín diploma y éste del griego διπλομα (diploma). El término διπλομα se compone del vocablo δίπλο (diplo), que significa doblado en dos, y del sufijo μα (ma), que hace referencia a un objeto. Un diploma era un documento oficial, “una carta de recomendación o que otorgaba una licencia o privilegio”, remitida por la autoridad suprema de una entidad política soberana a las autoridades de otra, para informarles que el poseedor desempeñaba funciones de representación oficial y para solicitarles ciertos privilegios para el funcionario en la jurisdicción del destinatario. Dicho documento se caracterizaba por estar doblado , y en algunas ocasiones cosido en razón de que el contenido era una comunicación privada entre el remitente y el destinatario. El documento se entregaba doblado, y contenía una recomendación oficial –con ciertos poderes– para aquellos funcionarios que se dirigían a otro país o provincia de un Imperio. El portador del ‘pliego’ o diploma era ipso facto un diplomático (Wikipedia). No obstante en las sociedades de la antigua China, India o incluso en Egipto ya existían estas figuras.

Sin embargo, la carrera diplomática desemboca en uno de los oficios más desconocidos por la población, que en la mayor parte de los casos no conoce más allá de lo que dice la prensa. Durante la décimoprimera sesión del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I Jorge Fuentes Monzonis-Vilallonga, diplomático de carrera del estado español, dio a conocer a los asistentes los principales elementos del mundo diplomático.

La diplomacia profesional actual nace con la llegada del mundo Moderno, tras la profesionalización de los ejércitos y la burocracia. La embajada más antigua que se conoce dentro de este nuevo paradigma es la que sigue manteniendo España en la Piazza de Espagna, que representa a este país frente a la Santa Sede.

La embajada española situada en la Piazza de Spagna, en Roma, cumple las funciones de representación de este país frente a la Santa Sede

Uno de los aspectos que la gente suele confundir, según el señor Fuentes porque los periodistas también suelen caer en el error, tiene que ver con las diferencias existentes entre la Carrera Diplomática y el Cuerpo diplomático. La Carrera Diplomática es un grupo de personas que trabajan para los servicios exteriores de un país (en el caso de España: unos 1.000 diplomáticos más 4.000 personas de apoyo), mientras que el cuerpo diplomático es el conjunto de diplomáticos que representan a sus países en un determinado lugar (diplomáticos extranjeros en España, por ejemplo) y que tienen que seguir las indicaciones que les de el Estado en el que se encuentren (GUÍA PRÁCTICA PARA EL CUERPO DIPLOMÁTICO ACREDITADO EN ESPAÑA).

El ingreso a la Carrera Diplomática requiere un nivel de preparación muy alto, por lo que la media de edad al entrar está en unos 30 años, y puede realizarse a través de tres procedimientos:

  • Oposición: alrededor de unos 500 candidatos se presentan anualmente a un examen para obtener una de las 10 plazas que, más o menos, salen anualmente. Esta vía se prolonga durante unos seis meses en los que los candidatos deben demostrar su buen manejo del inglés, francés y español (en el caso de este país), además de pasar un examen de cultura general y actualidad y otro sobre algún tema político, jurídico, histórico o económico. Además, hacen pasar a los candidatos un ejercicio práctico basado en el “¿tú que harías en esta situación si fueras embajador?”, lo cual resulta cotradictorio porque nunca lo han sido.
  • Concurso: consiste en la presentación del currículum, a partir del cual el tribunal de acceso establece si esa persona es válida o no.
  • Nombramiento político: así es como obtienen su cargo todos los embajadores políticos, muy populares en el sistema estadounidense. Sin embargo, aquí en España, “el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha anunciado este miércoles que los puestos de embajadores los ocuparán miembros de la carrera diplomática y no personas ligadas a los partidos (RTVE)”. Veremos si es verdad.
El acceso a la carrera diplomática, tal como se debatió en el espacio del seminario, creo que no es lo suficientemente democrática, ya que la preparación exige un gran costo económico y, en muchos casos, las familias deben hacer frente a esos costos. La mejora de becas y ayudas para la preparación de la Carrera Diplomática haría más accesible esta profesión a toda la población, por lo que no quedaría cerrada a aquellas personas que “se lo pueden pagar”.

Los candidatos que consiguen acceder a la Carrera diplomática de un país comienzan siendo Secretarios de embajada de 3ª, pero pueden ir ascendiendo con el tiempo hasta llegar a ser Embajador de carrera. La relación de puestos es la siguiente:

  • Secretario de embajada (3ª, 2ª y 1ª)
  • Consejero de embajada
  • Ministro de embajada (2ª y de 1ª)
  • Embajador de carrera

Al empezar su periplo en este mundillo, los diplomáticos deben pasar los dos primeros años en Madrid para saber cómo funciona todo. A partir de entonces, “El Bombo” decidirá dónde trabajarán los diplomáticos en función de las vacantes que se produzcan en el extranjero. Depende el lugar al que se dirija el diplomático, su estancia no será superior a los 5 años. Esto se hace así para que los representantes vayan cambiando, ya que si no se considera que los diplomáticos podrían encariñarse mucho del país, entender profundamente sus problemas, empatizar con ellos y olvidar a quién están representando. Además, los diplomáticos tratan de pasar la mayor parte del tiempo fuera de su país, pues están mucho mejor vistos en el extranjero y, por supuesto, mucho mejor pagados.

Jorge Fuentes defiende que “es imprescindible involucrarse en la vida de un país para conocer los problemas que tiene y representar bien a tu país allí, pero no debes olvidarte que debes defender la posición de tu país en cualquier conflicto”. Por ello, creo que la figura del diplomático debe ser la de un gran hombre/mujer de Estado, que ante todo sepa para quién trabaja. Esta reflexión me lleva a concluir que, desde luego, la diplomacia no está basada en la justicia, sino en la toma de posición, claramente, por una de las partes. Mi pregunta es: ¿qué pasa con la globalización…? ¿Con las nuevas identidades de aquellos cuyos padres son cada uno de un país y ellos han nacido en un tercero…? ¿Con la superación, en las mentes de muchos, como yo, de la figura del Estado como estructura de relaciones humanas entre ciudadanos de diferentes países? Sinceramente, creo que la presencia de diplomáticos españoles en las reuniones de empresas privadas (Telefónica, Repsol) con representantes de los gobiernos latinoamericanos deja bien claro, al fin y al cabo, al servicio de quién están.

Los países de destino se dividen por categorías en función de criterios de seguridad, salubridad, clima, conflictos, relaciones bilaterales de el país receptor con el emisor (de diplomáticos)… pero siempre es provisional y se ve sujeta a cambios en función de los acontecimientos. En los países catalogados con una A, los diplomáticos pueden estar de 2 a 5 años; en los países de calificación B, 3 o 4; y en los países de más bajo nivel, C, la estancia no supera los 3 años.

Dentro del ámbito de la diplomacia, existen varios tipos oficiales de diplomacia:

  • Bilateral: es la diplomacia tradicional, basada en la relación a través de las embajadas de dos estados soberanos. La embajada representa los intereses del país representado en un determinado territorio a nivel económico, político, relación con los medios… España tiene alrededor del mundo 150 embajadas y consulados.
  • Multilateral: cada vez tiene más importancia y es la que se lleva a cabo a través de organismos multilaterales: OTAN, UE, OSCE, ONU…
  • Ad Hoc: son misiones especiales de diplomacia. El señor fuentes, fue uno de los primeros al participar en la misión diplomática para la ampliación de la Unión Europea, pero actualmente hay más de 50 misiones especiales y su estatus se ha degradado.
  • Itinerante: es la realizada por los propios político (Jefes de Estado, Parlamentarios, Ministros, Jefes de Gobierno), que en muchas ocasiones calman la tensión entre países y mejoran las relaciones.
  • A estas opciones se unen otras propuestas como la Paradiplomacia o la Diplomacia Ciudadana o Paralela, generadas a través de vías alternativas de negociación y mediación.

Definitivamente, tras la exposición del señor Fuentes, creo que no podría llegar a ser nunca diplomático de carrera. Creo en la búsqueda de soluciones en función de las necesidades de ambas partes en conflicto y no en la superposición de unos intereses sobre otros, en función de su poder político, económico, militar… global. Esta situación se ha visto, a lo largo de la historia, en muchas partes del mundo, con diplomáticos que tratan de favorecer esos intereses incluso participando en labores de desestabilización y cambio en el país que les acoge. Como dijo el señor Fuentes en respuesta a la pregunta de un compañero venezolano sobre el golpe de estado que tuvo lugar en Venezuela, en 2002: “Un golpe es un golpe. Nosotros creíamos que era lo mejor para su país”.

Aquí es donde entra en juego la Inmunidad diplomática, regulada por  la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, la cuál es utilizada por muchos diplomáticos para sacar más puros o ron de Cuba por valija diplomática (no se puede abrir) o para introducir en el país cualquier tipo de objetos en función de los intereses a defender. Además también se aprovechan de ello grupos criminales. Personalmente, creo que el Tribunal Penal Internacional debería tener una mayor capacidad de actuación en la violación, por parte de Estados o diplomáticos, en las acciones ilegales cometidas y del mismo modo, creo que las Escuelas Diplomáticas deberían poner mucho empeño en la formación moral y en el buen hacer de los profesionales que forman, debido a la responsabilidad que tienen. Bajo mi punto de vista, los intereses del bienestar humano están por encima de los intereses de cualquier Estado, por lo que la diplomacia debería servir a la justicia social y humana y no a los intereses maquiavélicos de aquellos países que, para mantener un nivel de vida determinado, explotan y utilizan la diplomacia para ayudar a ello. Hasta entonces, si queréis ir conociendo las novedades dentro del mundillo en España, os recomiendo el blog de Inocencio Arias en la página web de El Mundo: Crónicas de un diplomático jubilado.

¿Funciona realmente la diplomacia?

Breve Currículum Vitae de Jorge Fuentes Monzonis-Vilallonga al final de este documento

¡SALUD!