Posts etiquetados ‘España’

La contaminación por armas es un fenómeno producido a causa de las municiones o artefactos sin estallar y abandonados en lugares de conflicto. Son muchas las regiones en el mundo afectadas, donde este tipo de artefactos siguen matando y mutilando a las personas, impidiendo el acceso a los recursos y bienes de primera necesidad y obstaculizando la reconciliación. En una nueva sesión del Seminario Intercultural del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, José Bolívar, jurista colombiano, amigo y compañero, estuvo con nosotros para darnos a conocer un poco más la problemática.

portada

La contaminación por armas la podemos encontrar también en los lugares en los que se ha utilizado munición perforante con uranio empobrecido (Irak), artillería pesada que se ha quedado sin explotar de las Guerras Mundiales o de la Guerra contra el fascismo en España o a los grandes arsenales de armas de la antigua URSS que se quedaron sin utilizar tras su desintegración y que poco a poco fueron saliendo al mercado internacional como se ve en la película El Señor de la Guerra, de Nicolas Cage.

El fenómeno de las minas antipersonales es algo que trae de cabeza a los activistas humanitarios desde hace mucho tiempo, ya que deja una gran cantidad de víctimas ya no sólo durante los conflictos, sino que también causa muchas víctimas inocentes una vez terminados. En 1999 entró en vigor el Tratado de Ottawa, una convención sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonales y sobre su destrucción. No obstante, no todos los países lo han firmado y ratificado, a pesar de las campañas y monitoreos.  Además, la problemática no sólo es causada por las minas fabricadas a nivel industrial, sino que también la escasez de recursos de ciertos grupos armados ha provocado que algunos de ellos inventen artefactos caseros que pueden llegar a ser incluso más mortales.

artefactos caseros

Las municiones sin explotar y las (granadas, misiles, obuses, munición de mortero), el armamento ligero abandonado o las bombas de racimo, que España fabricaba hasta 2008 y de cuyas empresas era consejero el actual ministro de Defensa, también producen gran cantidad de víctimas. Según el informe Landmine Monitor 2012 (18), existen 6 áreas principales en todo el mundo y 59 estados tienen áreas minadas confirmadas en su territorio. Muchos de estos países sufren las consecuencias de conflictos pasados, lo cual puede llegar a afectar a las personas que más tarde llevan un estilo de vida completamente alejado de un conflicto armado. La basura explosiva puede afectarnos a cualquiera.

Según los datos presentados por José Bolívar, se registraron 4.286 nuevas víctimas en 2011. La cifra es similar al 2009 y 2010, aproximadamente 12 víctimas por día, pero cree que el número real de víctimas fue sin duda superior al que se registró. Desde que el informe se realiza, 2011 ha sido el año con menos apoyo internacional en asistencia a víctimas. Esta es una cruel realidad hasta la que también ha llegado la crisis económica, ya que se dedican menos fondos a los proyectos de ayuda (UNICEF, CICR, Planes estatales…) y la bajada de inversión en asuntos humanitarios, desde los países enriquecidos, también les está afectando.

mapa victimas

La producción de minas por empresas estatales se da en India, Myanmar, Pakistán y Corea del Sur; otros siete se reservan el derecho a producirlas: China, Cuba, Irán, Corea del Norte, Rusia, Singapur, EE.UU y Vietnam; y el uso por grupos no estatales se confirmó en Afganistán, Colombia, Myanmar, Pakistán, Tailandia y Yemen. Una estimación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) señala que alrededor del 71% de las víctimas son civiles, y de estos un 32% son niños. El coste de producción de las minas es muy bajo, entre 3 y 30 dólares. El desminado de cada unidad cuesta entre 300 y 1.000 dólares, y conlleva un alto riesgo para la vida del profesional que asume la tarea de desactivarlas. Hoy en día se calcula que hay unos 110 millones de minas antipersonal por todo el mundo, y que cada año se suman unos 2 millones más. Los tres países más afectados por las minas actualmente son Afganistán (812 muertes en 2012), Paquistán (569) y Colombia (538).

Además, las consecuencias para las personas son tremendas: muertes, mutilaciones, perdida de capacidades sensoriales, infecciones… todo esto agravado por la falta de servicios sanitarios suficientes. Además, muchas de las zonas minadas se encuentran lejos de los centros de atención sanitaria. Una de las malas prácticas que se llevan a cabo en países como Colombia, por ejemplo, es el empleo de civiles para el desminado, como si fuera un trabajo más a cambio de una remuneración. Esto resulta una locura si pensamos en que ya resulta extremadamente peligroso para un zapador profesional. Por otro lado, la basura armamentística tiene también muchas repercusiones medioambientales a través de la contaminación del suelo, el agua… como pasa por ejemplo con las municiones de uranio empobrecido. No obstante, José reconoce que las minas pueden ser utilizadas en ciertas situaciones para mejorar la situación de seguridad en ciertos contextos, siempre y cuando estén bien indicadas las zonas minadas y que haya algún sistema de registro geográfico. Pero lo que resulta difícil es detectar aquellas que fueron puestas por gente anónima que puede ya haber muerto o localizar los artefactos caseros que no son metálicos y son tremendamente difíciles de detectar.

En el Landmine Monitor 2012, se reconocen debilidades legales en la atención a victimas, a pesar de que la legislación nacional e internacional sobre el tema es enorme. Sin embargo, es difícil de hacerla cumplir. La presión de la opinión pública, las campañas internacionales, trabajos técnicos como el de los hermanos afganos Mahmoud y Massoud Hassani o los trabajos de periodistas como Gervasio Sánchez (Vidas Minadas) siguen en ese camino de lucha por la visibilización, el cambio y el fin de las políticas armamentísticas de gobiernos canallas como el español.

Presentación de la conferencia

¡SALUD!

El último bastión de resistencia que los republicanos españoles pudieron mantener en su lucha contra el levantamiento de Franco, apoyado por el fascismo italiano de Musolini y por la Alemania nazi de Hitler, fue Valencia. Mucha gente no pudo huir de allí a tiempo o no quiso irse de lo que consideraban su lugar de origen, donde sus padres habían vivido y donde ellos querían seguir viviendo. Cuando eres un soldado que lucha en uno de los bandos en contienda, sabes que si el tuyo pierde y te cogen, tu vida corre un serio peligro, pero ¿y si lo único que has hecho ha sido formar parte de la administración estatal anterior?

La represión franquista, no sólo durante el conflicto, sino durante los años de dictadura, se llevó por delante a cientos de miles de personas. Historiadores como Paul Preston (en su libro El Holocausto Español), apuntan a que fueron 180.000 los ejecutados durante la Guerra Civil y los primeros años de la dictadura. A las ejecuciones acompañaron 250.000 exiliados y 280.000 presos en cárceles (el 10 por ciento de la población activa), 190 campos de concentración que acogieron 350.000 detenidos y 200.000 presos esclavizados a trabajos forzados sin remuneración ni derecho alguno para reconstruir las infraestructuras del Estado. Según el ex –fiscal general del Estado, Carlos Jiménez Villarejo, “los presos políticos fallecidos, entre los que se incluía a los fusilados tras un “proceso” y los muertos en las cárceles, desde abril de 1939 hasta el 30 de junio de 1944, fueron 192.684”. Suponía una media de 105 muertos diarios durante esos cinco años (terminada la Guerra Civil las tropas de Franco no tuvieron reparo alguno en fusilar a menores de edad, tómese como ejemplo a las tristemente famosas “Trece Rosas” en Madrid).

La situación que derivó de este proceso fue la de un auténtico genocidio que, como en Armenia o en Rwanda, trató de eliminar el entramado social republicano y de izquierdas que aún quedaba en España. Valencia (ver el libro El genocidio franquista en Valencia), como último reducto de refugio, fue uno de los lugares que más sufrió la represión de posguerra. Esto no sólo ha sido convenientemente silenciado por unos medios de comunicación muy ligados a antiguos representantes del aparato franquista, sino también por una Ley de Amnistía que comenzó el proceso de olvido una insuficiente Ley de Memoria Histórica que no ha terminado con ese problema. Lo que reina es la impunidad más de 70 años después, en un momento en el que el juez Garzón ha sido inhabilitado (único juez de alto nivel que se ha atrevido a abrir instancias sobre el tema, aunque en su momento también entorpeció las investigaciones) y los colectivos sociales, como la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), se ven obligados a denunciar estos crímenes de lesa humanidad en Argentina, lo cual resulta una verdadera vergüenza.

Empar Salvador es investigadora del Fòrum per la Memòria del País Valencià e hija de represaliados del franquismo. Lleva luchando toda su vida por que se haga justicia y es autora del libro: El genocidio franquista en Valencia

Empar Salvador, investigadora del Fòrum per la Memòria del País Valencià, estuvo presente en una nueva edición del Seminario Intercultural del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I para hablarnos de todo lo que rodeó a este episodio. A pesar de la buena documentación (sirva de ejemplo la localización de las fosas) al respecto, tanto los tribunales españoles como los internacionales (en concreto el Tribunal Europeo de Derechos Humanos) han declinado sus recursos en el caso, lo cual alimenta más aún la impunidad y el desaliento de las familias en su búsqueda de justicia. En el canal de Yotube del Fòrum puede encontrarse bastante material audiovisual sobre el tema. Muchas personas siguen trabajando actualmente en la búsqueda de justicia, no sólo en la Comunidad Valenciana, sino en toda España. Esperemos que además, el periodista Gervasio Sánchez, cumpla algún día (cuando acabe con sus proyectos en Colombia y otras partes del mundo) la promesa que hizo de investigar sobre los desaparecidos en España, para seguir su gran trabajo.

Os dejo aquí el documental presentado en el Seminario Intercultural sobre el genocidio franquista en valencia y un enlace donde lo podéis descargar. ¡Expandidlo, por favor, que no sea porque la verdad nunca salió a la luz! Una alumna mexicana del Máster preguntaba si no habría una forma de llegar a la reconciliación de alguna forma… ¡Nunca podrá haber reconciliación hasta que no haya justicia y el daño sea reconocido y reparado!

¡SALUD!

Porque hoy el Seminario Intercultural del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I se traslada a la calle, donde estaremos luchando por nuestros derechos y por una sociedad más justa. ¡Nos vemos en las calles!

¡SALUD!

Día: 15/02/2012

Lugar: Universidad Jaume I

Durante el último año en los países de tradición árabe, desde el Sáhara Occidental hasta Baréin, la población ha decidido levantarse contra sus gobernantes. Opresores, tiranos, ladrones y buenos amigos de occidente muchos de ellos, habían establecido en sus países regímenes totalitarios que irónicamente nos hacían recordar el lema del Despotismo Ilustrado del siglo XVIII: “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. La posición de la Comunidad Internacional ante estos sucesos ha sido desigual según los países y la pregunta es: ¿por qué?.  En una nueva sesión del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, Sidi Omar, Embajador de la RASD en Etiopia y Representante Permanente ante la Unión Africana en Addis Ababa, analizó la llamada “Primavera Árabe”.

Mapa de la situación de los países árabes. Fuente: RT Tv

 El propio nombre dado por los medios de comunicación de todo el mundo a los levantamientos antigubernamentales (Primavera Árabe) hace una llamada a los diferentes movimientos revolucionarios que se han dado contra el poder a lo largo de la historia: le Printemps des Peuples (1848) – La primavera de los Pueblos – Eric Hobsbawm -, la Primavera de Praga (1968), la Revolución Iraní (1979)Estos episodios han supuesto un punto de inflexión en la lucha de la población contra el poder gubernamental hacia la búsqueda de mayor capacidad de participación y decisión, pero cada levantamiento ha tenido sus particularidades y tratar de englobarlos todos dentro de un término como este resulta tremendamente reduccionista e ideologicamente muy cargado.

Titulares en los principales medios de comunicación. Fuente: Presentación Sidi Omar

Para más inri, el periodista del New York Times, Thomas L. Friedman, escribía lo siguiente en su artículo “This Is Just the Start”, a lo que llamó el “Efecto Obama”:

“Hmmm, let’s see. He’s young. I’m young. He’s dark-skinned. I’m dark-skinned. His middle name is Hussein. My name is Hussein. His grandfather is a Muslim. My grandfather is a Muslim. He is president of the United States. And I’m an unemployed young Arab with no vote and no voice in my future. (Traducción: Hmmm, míralo. Él es joven. Yo soy joven. Él es negro. Yo soy negro. Su segundo nombre es Hussein. Mi nombre es Hussein. Su abuelo es musulmán. Mi abuelo es musulmán. Él es presidente de Estados Unidos. Y yo soy un joven árabe desempleado sin voz ni voto en mi futuro.)

No obstante, podemos encontrar algunas similitudes entre los levantamientos de los diferentes países: la degradación de las condiciones socio-económicas y políticas unida al descontento por el alto desempleo, la subida de los precios de los alimentos, la pobreza, la corrupción, la desigualdad, el estancamiento económico, el autoritarismo de los gobernantes y la falta de libertades. La rápida organización de la gente se ha producido gracias a que la mayor parte de la población de estas regiones tiene menos de 30 años (65%), tienen un nivel educativo más alto que las generaciones anteriores y, como no, tienen un arma muy poderosa llamada Internet, la cual ha servido para convocar protestas y organizar a la gente. Ya vimos por ejemplo, en Londres, cómo el Gobierno se vio obligado a actuar.

Con problemas similares, la respuesta internacional en cada uno de los conflictos no ha sido la misma. Además, se han dado grandes paradojas por parte de países como EE.UU., Francia, España, Reino Unido o Italia, quienes poseían buenas relaciones con los gobiernos del norte de África. Por otro lado, la situación en los diferentes países no era la misma, pero la expresión simbólica de los levantamientos por parte de medios de comunicación e instituciones políticas ha hecho pensar que sí.

Sáhara Occidental

El 9 de octubre de 2010, 30.000 Saharauis protestaron contra las miserables condiciones de vida y los abusos cometidos por las autoridades marroquíes, pero el 8 de noviembre los campamentos fueron desmantelados y cientos de personas arrestadas. Aún así, las protestas en el Sáhara Occidental no han cesado.

Tanto Francia como España se niegan a condenar y poner fin a los abusos de Marruecos debido a los jugosos contratos de explotación pesquera y minera que les han sido concedidos en territorio saharaui, entre otros motivos.

Libia

El caso de Libia es uno de los más interesantes, en el que Francia ha tomado la iniciativa a pesar de que el presidente Sarkozy dejó claro que tenía que reunirse con los países que “empiezan a tomar el camino de la respetabilidad”, en alusión a sus encuentros con Gaddafi. En la presentación del profesor Sidi Omar (al final) podemos ver la cronología de los acontecimientos, pero la aplicación de la resolución 1973 de Naciones Unidad, en virtud de la “Responsabilidad de Proteger (civiles, supuestamente)”, escondía muchos intereses que no han sido contados por la mayoría de los medios. El Reino Unido ha pedido petróleo a Libia en compensación a la ayuda prestada, más ahora que Irán ha decidido dejar de exportar petróleo de manera directa a algunos países de la Unión Europea y Francia e Italia se pelean por conseguir los contratos de reconstrucción. Para una Europa en crisis la guerra en Libia ha resultado muy ventajosa, al menos económicamente. En la web Rebelion podéis encontrar un apartado entero con interesantes artículos sobre el tema y una breve cronología de los acontecimientos podéis encontrarla en El País.

A pesar de todo, la situación actual en Libia es muy mala, hasta tal punto que Médicos sin fronteras se ha negado a trabajar en las cárceles y Amnistía Internacional ha denunciado los constantes abusos por parte de las autoridades actuales. No parecía que Gaddafi tuviera ningún problema con los gobiernos occidentales, lo vemos en sus acuerdos y reuniones con países como Italaia, Francia o España, pero su acercamiento a China y el acceso de este país a los recursos Libios podía resultar un “problema de seguridad”. Libia contaba con uno de los niveles de vida más altos de la población en África y con un amplio apoyo por parte de la población. Por otro lado, su sistema político tribal, la Yamahiririya, tampoco ha sido bien presentado ante el público, quizá una de las razones por las que Gaddafi tenía tanto apoyo.

Egipto

La estrecha relación que Estados Unidos ha tenido con el ex presidente Mubarak (Egipto) ha producido una gran transfusión de fondos desde el país norteamericano hacia el Cairo a través de instituciones como la NED, el IRI o la USAID. Esta cooperación financiera se ha traducido en unos 28,6 mil millones de dólares, los cuales se han unido a la cooperación militar, a la que EE.UU. aportaba alrededor de 1,3 mil millones de dólares anuales, cantidad que sólo está por detrás de la cooperación con Israel. Sin embargo, tras la caída de Mubarak, la ayuda estadounidense ha caído en más de tres veces, por lo que las relaciones están empeorando. A esta situación se unen las denuncias de las autoridades sobre ONG estadounidenses a las que acusan de desestabilizar el país y las amenazas de EE.UU. de retirar la ayuda si se sigue persiguiendo a estas organizaciones.

Túnez

Túnez es uno de los países prioritarios de la AECID (Agencia Española de Cooperación al Desarrollo), dentro de la categoría C (“consolidación” de logros de desarrollo). Las relaciones de cooperación con España se enmarcan en una Comisión Mixta Hispano-tunecina (la última, la sexta, que se dice pronto, se firmó en el 2007), donde se celebra que España y Túnez son “asociados estratégicos prioritarios que gozan de la más alta confianza política” (2). También se pretende superar las contribuciones previas para la cooperación al Desarrollo con Túnez, que entre 2004 y 2006 llegaron a los 10 millones de euros. En este enlace podéis ver un análisis interesante de la cooperación hispano-tunecina.  el presidente Zapatero no tardó en viajar a Túnez para apoyar “los nuevos procesos”.

Otros escenarios: Barein y Yemen

No quería terminar este pequeño artículo sin dejaros un par de artículos que hablan sobre dos de las revoluciones menos atendidas: Yemen y Barein (enlaces con imágenes y vídeos bastante duros). Ambos países ocupan un lugar estratégico privilegiado y, por mencionar un par de elementos rápidamente: en el caso de Yemen no interesa tener en el gobierno grupos que puedan oponerse a el establecimiento de la base estadounidense en la isla de Socotora; en el caso de Barein no interesa tener un “agente desestabilizador” más en una región por la que fluye una gran cantidad de petróleo actualmente controlada por los regímenes pro occidentales. Quizá entre más a fondo en estos dos interesantes procesos, pero os invito a investigarlos si os interesan.

Reflexiones finales

¿Cómo es posible que todos estos actores extranjeros utilicen discursos sobre democracia, derechos humanos e imperio de la ley cuando ellos mismos no dudan en apoyar regímenes opresivos en función de los intereses en juego? La hipocresía es clamorosa. Del mismo modo, es sostenimiento por parte de los representantes políticos legitima los actos de opresión en favor de la seguridad y la estabilidad, como era Gaddafi en Libia, quien contenía la migración hacia Europa, principalmente hacia la “protofascista” Italia de Berlusconi.

Lo que esta claro, es que estas paradojas no pueden sostener regímenes durante largo tiempo porque las poblaciones se dan cuenta de lo que supone para ellos. Los gobiernos que han apoyado estos regímenes han demostrado como están más interesados en contra prestaciones a corto plazo que en el desarrollo humano de las poblaciones de los diferentes países. Es necesario un cambio de tendencia hacia acuerdos y actuaciones más coherentes en virtud de una situación más justa y equitativa. La justicia Internacional debería perseguir tanto a los criminales como a sus principales sustentadores. Existen las herramientas, pero hace falta voluntad para su utilización efectiva.

Mientras tanto, los protagonistas de los levantamientos en el mundo árabe siguen viviendo dentro de una cierta incertidumbre, con procesos políticos y sociales abiertos en unos lugares y con venganzas y maltratos por parte de los vencedores en otros. En este complejo panorama, los ciudadanos siguen luchando por su libertad día a día frente a las decisiones de unos pocos gobernantes.

El poder del pueblo Vs el poder de la Reapolitik: Fuente: Presentación de Sidi Omar

¡SALUD!

Después de la prostitución, la diplomacia es considerada por muchos como la segunda profesión más antigua del mundo. La palabra diplomacia proviene del francés diplomatie y del inglés diplomatics, que a su vez derivan del latín diploma y éste del griego διπλομα (diploma). El término διπλομα se compone del vocablo δίπλο (diplo), que significa doblado en dos, y del sufijo μα (ma), que hace referencia a un objeto. Un diploma era un documento oficial, “una carta de recomendación o que otorgaba una licencia o privilegio”, remitida por la autoridad suprema de una entidad política soberana a las autoridades de otra, para informarles que el poseedor desempeñaba funciones de representación oficial y para solicitarles ciertos privilegios para el funcionario en la jurisdicción del destinatario. Dicho documento se caracterizaba por estar doblado , y en algunas ocasiones cosido en razón de que el contenido era una comunicación privada entre el remitente y el destinatario. El documento se entregaba doblado, y contenía una recomendación oficial –con ciertos poderes– para aquellos funcionarios que se dirigían a otro país o provincia de un Imperio. El portador del ‘pliego’ o diploma era ipso facto un diplomático (Wikipedia). No obstante en las sociedades de la antigua China, India o incluso en Egipto ya existían estas figuras.

Sin embargo, la carrera diplomática desemboca en uno de los oficios más desconocidos por la población, que en la mayor parte de los casos no conoce más allá de lo que dice la prensa. Durante la décimoprimera sesión del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I Jorge Fuentes Monzonis-Vilallonga, diplomático de carrera del estado español, dio a conocer a los asistentes los principales elementos del mundo diplomático.

La diplomacia profesional actual nace con la llegada del mundo Moderno, tras la profesionalización de los ejércitos y la burocracia. La embajada más antigua que se conoce dentro de este nuevo paradigma es la que sigue manteniendo España en la Piazza de Espagna, que representa a este país frente a la Santa Sede.

La embajada española situada en la Piazza de Spagna, en Roma, cumple las funciones de representación de este país frente a la Santa Sede

Uno de los aspectos que la gente suele confundir, según el señor Fuentes porque los periodistas también suelen caer en el error, tiene que ver con las diferencias existentes entre la Carrera Diplomática y el Cuerpo diplomático. La Carrera Diplomática es un grupo de personas que trabajan para los servicios exteriores de un país (en el caso de España: unos 1.000 diplomáticos más 4.000 personas de apoyo), mientras que el cuerpo diplomático es el conjunto de diplomáticos que representan a sus países en un determinado lugar (diplomáticos extranjeros en España, por ejemplo) y que tienen que seguir las indicaciones que les de el Estado en el que se encuentren (GUÍA PRÁCTICA PARA EL CUERPO DIPLOMÁTICO ACREDITADO EN ESPAÑA).

El ingreso a la Carrera Diplomática requiere un nivel de preparación muy alto, por lo que la media de edad al entrar está en unos 30 años, y puede realizarse a través de tres procedimientos:

  • Oposición: alrededor de unos 500 candidatos se presentan anualmente a un examen para obtener una de las 10 plazas que, más o menos, salen anualmente. Esta vía se prolonga durante unos seis meses en los que los candidatos deben demostrar su buen manejo del inglés, francés y español (en el caso de este país), además de pasar un examen de cultura general y actualidad y otro sobre algún tema político, jurídico, histórico o económico. Además, hacen pasar a los candidatos un ejercicio práctico basado en el “¿tú que harías en esta situación si fueras embajador?”, lo cual resulta cotradictorio porque nunca lo han sido.
  • Concurso: consiste en la presentación del currículum, a partir del cual el tribunal de acceso establece si esa persona es válida o no.
  • Nombramiento político: así es como obtienen su cargo todos los embajadores políticos, muy populares en el sistema estadounidense. Sin embargo, aquí en España, “el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha anunciado este miércoles que los puestos de embajadores los ocuparán miembros de la carrera diplomática y no personas ligadas a los partidos (RTVE)”. Veremos si es verdad.
El acceso a la carrera diplomática, tal como se debatió en el espacio del seminario, creo que no es lo suficientemente democrática, ya que la preparación exige un gran costo económico y, en muchos casos, las familias deben hacer frente a esos costos. La mejora de becas y ayudas para la preparación de la Carrera Diplomática haría más accesible esta profesión a toda la población, por lo que no quedaría cerrada a aquellas personas que “se lo pueden pagar”.

Los candidatos que consiguen acceder a la Carrera diplomática de un país comienzan siendo Secretarios de embajada de 3ª, pero pueden ir ascendiendo con el tiempo hasta llegar a ser Embajador de carrera. La relación de puestos es la siguiente:

  • Secretario de embajada (3ª, 2ª y 1ª)
  • Consejero de embajada
  • Ministro de embajada (2ª y de 1ª)
  • Embajador de carrera

Al empezar su periplo en este mundillo, los diplomáticos deben pasar los dos primeros años en Madrid para saber cómo funciona todo. A partir de entonces, “El Bombo” decidirá dónde trabajarán los diplomáticos en función de las vacantes que se produzcan en el extranjero. Depende el lugar al que se dirija el diplomático, su estancia no será superior a los 5 años. Esto se hace así para que los representantes vayan cambiando, ya que si no se considera que los diplomáticos podrían encariñarse mucho del país, entender profundamente sus problemas, empatizar con ellos y olvidar a quién están representando. Además, los diplomáticos tratan de pasar la mayor parte del tiempo fuera de su país, pues están mucho mejor vistos en el extranjero y, por supuesto, mucho mejor pagados.

Jorge Fuentes defiende que “es imprescindible involucrarse en la vida de un país para conocer los problemas que tiene y representar bien a tu país allí, pero no debes olvidarte que debes defender la posición de tu país en cualquier conflicto”. Por ello, creo que la figura del diplomático debe ser la de un gran hombre/mujer de Estado, que ante todo sepa para quién trabaja. Esta reflexión me lleva a concluir que, desde luego, la diplomacia no está basada en la justicia, sino en la toma de posición, claramente, por una de las partes. Mi pregunta es: ¿qué pasa con la globalización…? ¿Con las nuevas identidades de aquellos cuyos padres son cada uno de un país y ellos han nacido en un tercero…? ¿Con la superación, en las mentes de muchos, como yo, de la figura del Estado como estructura de relaciones humanas entre ciudadanos de diferentes países? Sinceramente, creo que la presencia de diplomáticos españoles en las reuniones de empresas privadas (Telefónica, Repsol) con representantes de los gobiernos latinoamericanos deja bien claro, al fin y al cabo, al servicio de quién están.

Los países de destino se dividen por categorías en función de criterios de seguridad, salubridad, clima, conflictos, relaciones bilaterales de el país receptor con el emisor (de diplomáticos)… pero siempre es provisional y se ve sujeta a cambios en función de los acontecimientos. En los países catalogados con una A, los diplomáticos pueden estar de 2 a 5 años; en los países de calificación B, 3 o 4; y en los países de más bajo nivel, C, la estancia no supera los 3 años.

Dentro del ámbito de la diplomacia, existen varios tipos oficiales de diplomacia:

  • Bilateral: es la diplomacia tradicional, basada en la relación a través de las embajadas de dos estados soberanos. La embajada representa los intereses del país representado en un determinado territorio a nivel económico, político, relación con los medios… España tiene alrededor del mundo 150 embajadas y consulados.
  • Multilateral: cada vez tiene más importancia y es la que se lleva a cabo a través de organismos multilaterales: OTAN, UE, OSCE, ONU…
  • Ad Hoc: son misiones especiales de diplomacia. El señor fuentes, fue uno de los primeros al participar en la misión diplomática para la ampliación de la Unión Europea, pero actualmente hay más de 50 misiones especiales y su estatus se ha degradado.
  • Itinerante: es la realizada por los propios político (Jefes de Estado, Parlamentarios, Ministros, Jefes de Gobierno), que en muchas ocasiones calman la tensión entre países y mejoran las relaciones.
  • A estas opciones se unen otras propuestas como la Paradiplomacia o la Diplomacia Ciudadana o Paralela, generadas a través de vías alternativas de negociación y mediación.

Definitivamente, tras la exposición del señor Fuentes, creo que no podría llegar a ser nunca diplomático de carrera. Creo en la búsqueda de soluciones en función de las necesidades de ambas partes en conflicto y no en la superposición de unos intereses sobre otros, en función de su poder político, económico, militar… global. Esta situación se ha visto, a lo largo de la historia, en muchas partes del mundo, con diplomáticos que tratan de favorecer esos intereses incluso participando en labores de desestabilización y cambio en el país que les acoge. Como dijo el señor Fuentes en respuesta a la pregunta de un compañero venezolano sobre el golpe de estado que tuvo lugar en Venezuela, en 2002: “Un golpe es un golpe. Nosotros creíamos que era lo mejor para su país”.

Aquí es donde entra en juego la Inmunidad diplomática, regulada por  la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, la cuál es utilizada por muchos diplomáticos para sacar más puros o ron de Cuba por valija diplomática (no se puede abrir) o para introducir en el país cualquier tipo de objetos en función de los intereses a defender. Además también se aprovechan de ello grupos criminales. Personalmente, creo que el Tribunal Penal Internacional debería tener una mayor capacidad de actuación en la violación, por parte de Estados o diplomáticos, en las acciones ilegales cometidas y del mismo modo, creo que las Escuelas Diplomáticas deberían poner mucho empeño en la formación moral y en el buen hacer de los profesionales que forman, debido a la responsabilidad que tienen. Bajo mi punto de vista, los intereses del bienestar humano están por encima de los intereses de cualquier Estado, por lo que la diplomacia debería servir a la justicia social y humana y no a los intereses maquiavélicos de aquellos países que, para mantener un nivel de vida determinado, explotan y utilizan la diplomacia para ayudar a ello. Hasta entonces, si queréis ir conociendo las novedades dentro del mundillo en España, os recomiendo el blog de Inocencio Arias en la página web de El Mundo: Crónicas de un diplomático jubilado.

¿Funciona realmente la diplomacia?

Breve Currículum Vitae de Jorge Fuentes Monzonis-Vilallonga al final de este documento

¡SALUD!

La novena sesión del del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, el profesor Xavier Giro expuso algunos elementos acerca de cómo la comunicación puede servir a instigar y generar conflictos violentos o para trabajar en la búsqueda de lo contrario, la paz. Xavier es miembro del Observatori sobre la cobertura informativa de conflictes (OCC) que está integrado en el Instituto de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona (InCom-UAB), en el que sus investigadores se dedican a observar cómo se realiza la cobertura de los diferentes conflictos.

Xavier defiende que en cualquier conflicto violento, sobre todo en aquéllos que adquieren un carácter militar, hay dos objetivos claros. Por un lado está el objetivo militar: ganar la guerra; y por otro el de la información. Por lo tanto, la estrategia comunicativa está sometida a estos objetivos: en el frente hay que desinformar y despistar al enemigo.

¿Alguien se cree que esta información, dada por un Organismo de Estados Unidos, da una información completa de los movimientos militares y de inteligencia en la zona? Evidentemente no, pero esta táctica forma parte del objetivo de despistar al enemigo. Porque cuando un información puede realmente revelar las propias posiciones, se destruyen las oficinas de televisiones como Al-Jazeera en Bagdad arguyendo daños colaterales, o se dispara contra un hotel de periodistas en Bagdad diciendo que podría haber allí posibles francotiradores y no permitiendo investigar el crimen de guerra que supone el asesinato de un periodista: José Couso. La estrategia de guerra debía impedir que el camarógrafo español tomase imágenes de por dónde iban a pasar los estadounidenses.  De este modo, como recuerda Xavier, en la guerra “mentir es una necesidad; decir la verdad es una traición”. Como ejemplo de esto, durante la primera Guerra del Golfo, las tropas estadounidenses acabaron expulsando de Kuwait a las iraquíes de un modo totalmente diferente a todas las que había sido publicadas en los medios.

Del mismo modo, es necesario ganar la “guerra de las mentes” en la retaguardia con el objetivo de legitimar una operación bélica, para lo que se busca el apoyo de grandes instituciones como la ONU o la OTAN, y la legitimación por parte de la Opinión Pública. Los ejemplos son muchos, pero he aquí diez ejemplos de mentiras que han iniciado o ayudado a comenzar una guerra tras su exposición masiva en los grandes medios: 10 guerras, 10 mentiras mediáticas, por Michel Collon.

Pero la utilización de la propaganda o la creación de un imaginario a través de imágenes y estrategias comunicativas no es nueva, ya que lleva siendo bien desarrollada desde la Guerra de Cuba, entre España y EEUU, donde la prensa amarilla de EEUU ayudó a los objetivos de Guerra con la manera en que tenían de dar las noticias sobre el hundimiento del Mayne. Otro ejemplo muy claro puede verse en la película Banderas de nuestro padres, de Clint Eastwood, donde se visualiza cómo a través de una foto el Gobierno estadounidense busca financiación para “el último esfuerzo” en la Guerra en el Pacífico, sin estar claro si conseguirían ganar.

La Guerra de Las Malvinas entre el Reino Unido, donde la dictadura argentina bloqueó totalmente el acceso a los periodistas y comenzaron a aparecer portadas como:

Por su parte la posición británica queda bien reflejada en las palabras de Margaret Tatcher:

“…. Decidimos autorizar la presencia de corresponsales de guerra en los buques; estos transmitieron información durante la larga travesía. Esta decisión tuvo como resultado una cobertura muy viva de los acontecimientos. Sin embargo, siempre existía el riesgo de divulgar información que podría serle útil al enemigo. También me turbó el intento de ‘imparcialidad’ en alguno de los comentarios, y el escalofriante empleo de la tercera persona, que hacía que en nuestros programas informativos se oyera hablar de los ‘británicos’ y ‘los argentinos”.

Thatcher, Margaret: Mis años en Downing Street. (Sobre guerra de les Malvinas, 1982)

De esta forma, se pone de manifiesto lo que Xavier Giró llama el cuadrado ideológico:

  • Maximizar los éxitos, aciertos, virtudes… victorias propias y de los aliados.
  • Minimizar los éxitos, aciertos, cualidades… victorias de los enemigos o antagonistas y sus aliados.
  • Maximizar los errores, desaciertos, vicios… derrotas de los enemigos o antagonistas y sus aliados.
  • Minimizar los errores, desaciertos, vicios… derrotas propias y de los aliados.

En los medios de comunicación este cuadrado ideológico se manifiesta a través de:

  • Con la limitación del material informativo disponible/acceso controlado por la fuerza militar.
  • Con la selección del material existente.
  • Con la ordenación y jerarquización del material expuesto.
  • Con la selección de las personas entrevistadas.
  • Con el contenido implícito y explícito del discurso.
DIFERENCIAS ENTRE EL PERIODISMO PARA EL CONFLICTO Y LA PAZ Y EL PERIODISMO PARA LA GUERRA Y LA GUERRA

Periodismo para la Paz y el Conflicto

Periodismo para la Guerra y la Violencia

Explora la formación del conflicto, x partes, y objetivos, z cuestiones. Enfatiza el terreno de la confrontación.
Todos deben ganar. Un objetivo (ganar). Supone que la suma general final de la guerra es cero.
Da la voz a todas las partes; promueve empatía y comprensión. “Nosotros-ellos”; propaganda; da la palabra a los ‘nuestros’.
Ve el conflicto/guerra como un problema, enfatiza la creatividad que comporta. Ve a ‘ellos’ como el problema. Pone énfasis en quien prevalece en la guerra.
Humaniza a todos los bandos. Deshumaniza a ‘ellos’.
Preactivo: preventivo antes del estallido de la violencia o la guerra. Reactivo: espera al estallido de la violencia para informar.
Enfatiza los efectos invisibles de la violencia (trauma y gloria; daños a la estructura/cultura). Enfatiza sólo los efectos visibles de la violencia (muertos, heridos y daños materiales.
Expone las falsedades de todas las partes. Destapa los engaños. Expone las falsedades de los ‘otros’. Colabora en los engaños y las mentiras de los ‘nuestros’.
Enfatiza el sufrimiento de todos. Enfatiza ‘nuestro’ sufrimiento.
Señala a los grupos que trabajan para la paz. Señala a los miembros de las élites que trabajan por la paz
Paz = no violencia + creatividad. Paz = victoria + alto el fuego.
Subrayan las iniciativas de paz, también para evitar más guerra. Esconde las iniciativas de paz mientras la victoria no esté al alcance de la mano.
Enfatiza la estructura, la cultura, la sociedad pacífica. Enfatiza los tratados, las instituciones, la sociedad controlada.
Los efectos: la resolución, la reconstrucción, la reconciliación. Se marcha a preocuparse por otra guerra; vuelve si vuelven las llamas.

Esta pequeña tabla recoge las principales diferencias entre un tipo de periodismo y otro. En la presentación facilitada por Xavier podéis encontrar ejemplos sobre lo que aquí se habla.

Presentación Xavier Giro

Además la tendencia profesional de los profesionales de la información es a adquirir una actitud Profesional o Profesionalista, que se caracteriza por varios elementos según el profesor Giró

Tras este pequeño análisis ofrecido por Xavier, estoy de acuerdo con él en que es necesario y posible un nuevo cambio de perspectiva entorno a la profesión periodística y comunicativa, ya que tenemos las herramientas necesarias para llevarlo a cabo. El Colegio de Periodistas de Cataluña ya ha incorporado muchos de estos elementos a su código deontológico. Del mismo modo, las leyes de comunicación que se están llevando a lo largo y ancho de América Latina proponen interesantes cambios que son dignos de estudiar y conocer: Venezuela y Ecuador.

No obstante, ya tenemos ejemplos a lo largo de la historia de lo que la información es capaz de hacer en pro de la Paz cambiando la Opinión Pública para terminar con una guerra, como en el caso de Vietnam:

Napalm bomb attack, Vietnam. Nick Ut
Ejecución de un miembro del Vietcong. Eddie Adams, Associated Press

Una de las incógnitas que pareció quedar en el tintero tras la charla del profesor Giró giró entorno a qué medios de comunicación están llevando a cabo prácticas como estas. Xavier cree que hay que estar atentos a las fracturas producidas en los propios medios gracias al periodismo responsable expuesto por algunos redactores. Además, las iniciativas de desarrollo de códigos deontológicos para la profesión son cada vez más numerosas y lo que más se echa en falta es su verdadera aplicación, por no ser obligaciones. De ahí, quizá, la importancia de leyes como la venezolana.

No quiero terminar este pequeño artículo sin enlazaros unas cuantas páginas en las que, más a menudo que en los medios convencionales, podéis encontrar artículos que siguen las pautan comentadas por el profesor Giró. Esto es sólo un ejemplo y estoy seguro de que hay y habrá muchos más, además de los millones de blogs (como el de Gervasio Sánchez en el Heraldo de Aragón o el de Chema Caballero y otros autores en El País) y como dijo Xavier, fallas producidas en el sistema hegemónico de comunicación, llámese Bradley Manning o llámese Wikileaks:

Y un poco de humor sobre ética periodística… 🙂

¡SALUD!

___________________________________________________________________________________

¿Communicate for War or for Peace?

The ninth session of Intercultural Seminarat the International University Master in Peace, Conflict and Development at the University Jaume I, Conflict and Development at the University Jaume I, Professor Xavier Giro (spanish link) presented some elements of how communication can be used to instigate and violent conflict or work in the Otherwise search for, peace. Xavier is a member of the Observatory on the coverage of conflicts (OCC) that is integrated into the Institute of Communication at the Autonomous University of Barcelona (InCom-UAB – spanish), in which its researchers are dedicated to observe how coverage is made the various conflicts.

Xavier argues that in any violent conflict, especially in those who acquire a military, there are two clear goals. On one side is the military objective: to win the war, and secondly the information. Therefore, the communication strategy is subject to these objectives: on the front that misinform and mislead is the enemy.

Does anyone believe that this information, given by a U.S. Agency, gives complete information on the intelligence and military movements in the area? Obviously not, but this tactic is part of the purpose of misleading the enemy. Because when a really revealing information may own positions, destroyed the offices of Al-Jazeera television as arguing in Baghdad collateral damage, or a hotel fire on journalists in Baghdad saying it could be there and not allowing snipers possible to investigate the crime war involving the murder of journalist Jose Couso. The war strategy should prevent the Spanish cameraman take pictures of where Americans were going to happen. Thus, as pointed out Xavier, in war, “lying is a necessity telling the truth is treason.” As an example, during the first Gulf War, U.S. troops eventually expelled from Kuwait to Iraq in a way totally different from all that had been published in the media.

Similarly, it is necessary to win the “war of the minds” in the rear in order to legitimize a military operation, for which support is sought from large institutions like the UN or NATO, and the legitimation by the Public Opinion. The examples are many, but here are ten examples of lies that have started or helped start a war after massive exposure in the mainstream media: 10 war, 10 media lies, by Michel Collon.

[Youtube = http://www.youtube.com/watch?v=6m5EaCPg1RE%5D

But the use of propaganda or the creation of an imaginary through images and communication strategies is not new, beacause it has to be well developed since the war in Cuba between Spain and the U.S. where the U.S. tabloid press helped the objectives War with the way they had to give news of the sinking of the Mayne. Another clear example can be seen in the movie Flags of Our Fathers, by Clint Eastwood, which is displayed as a picture through the U.S. government seeking funding for the “last effort” in the War in the Pacific, would get unclear whether to win.

The Falklands War between the United Kingdom, where Argentina’s dictatorship completely blocked access to journalists and covers began to appear as:

For its part the British position is well reflected in the words of Margaret Thatcher:

“…. We decided to allow the presence of war correspondents in ships, and these provided information during the long journey. This decision resulted in a lively coverage of events. However, there was always the risk of disclosing information that might be useful to the enemy. I am also troubled attempt to ‘fairness’ in some of the comments, and the chilling use of the third person, which made news in our programs was ever heard of the’ British ‘and’ the Argentines. ”

Thatcher, Margaret: My years in Downing Street. (For them Malvinas War, 1982)

Thus, it is evident that Xavier turned the square called ideological:

  • To maximize success, successes, virtues … own victories of the allies.
  • Minimize the successes, strengths, qualities … victories of the enemies or opponents and their allies.
  • Maximize the errors, mistakes, vices … defeats enemies or antagonists and their allies.
  • Minimize errors, mistakes, vices … defeats its own and the Allies.

In the media this ideological square manifested through:

  • With the limited information material / access controlled by military force.
  • With the selection of existing material.
  • With the sorting and ranking of the exposed material.
  • With the selection of respondents.
  • With the implicit and explicit content of the speech.
DIFFERENCES IN JOURNALISM FOR PEACE AND CONFLICT AND JOURNALISM FOR WAR AND WAR

Journalism for Peace and Conflict

Journalism for War and Violence

Explore the formation of the conflict, x parts, and objectives, z issues. Emphasizes the field of confrontation.
Everyone should win. A goal (winning). The result at the end of the war overall is zero.
Gives voice to all parties, promotes empathy and understanding. “We-they” propaganda, gives the word to ‘ours’.
Go to the conflict / war as a problem, emphasizes creativity it involves. Go to ‘them’ as the problem. Emphasis is placed on who prevails in the war.
It humanizes all sides. Dehumanizes “them”.
Proactive: prevention before the outbreak of violence or war. Reactive: waiting for the outbreak of violence to report.
It emphasizes the invisible effects of violence (trauma and glory, damage to the structure / culture). Emphasizes only the visible effects of violence (deaths, injuries and property damage.
It exposes the falsehood of all parties. Uncovers the deceptions. It exposes the lies of the ‘other’. Serve on the deceptions and lies of the ‘ours’.
It emphasizes the suffering of all. Emphasizes ‘our’ suffering.
Points to groups working for peace. Draws members of the elite who work for peace.
Peace = creative + nonviolence. Peace = victory + ceasefire.
Emphasize peace initiatives, also to avoid more war. Hide the peace initiatives while the victory is at hand.
Emphasizes the structure, culture, peaceful society. Emphasizes the treaties, institutions, the subsidiary.
Effects: the resolution, reconstruction and reconciliation. He goes to worry about another war again if they return fire.
This little table shows the main differences between a type of journalism and other. In the presentation given by Xavier can find examples of what is spoken here.

This little table shows the main differences between a type of journalism and other.In the presentation given by Xavier can find examples of what is spoken here.

Xavier Giro Presentation

Besides the tendency of professionals of the information is to acquire a professional or professional attitude, characterized by several elements according to the professor turned.

[Youtube=http://www.youtube.com/watch?v=N-P5D887IcI&feature=player_embedded]

[Youtube=http://www.youtube.com/watch?v=hSnvZdfICNs&feature=player_embedded]

After this brief analysis offered by Xavier, I agree with him that is necessary and possible a new change in perspective around the profession of journalism and communication, as we have the tools necessary to carry it out. The Association of Journalists of Catalonia has already incorporated many of these items to your code of ethics. Similarly, communication laws are being carried across Latin America offer exciting changes that are worthy of study and know: Venezuela and Ecuador (spanish links).

However, we already have examples throughout history of what information can do for Peace in changing public opinion to end a war, as in the case of Vietnam:

Napalm bomb attack, Vietnam. Nick Ut
Execution of a Vietcong member. Eddie Adams, Associated Press

One of the questions that seemed to be in the pipeline after the teacher turned talk revolved around what the media are carrying out practical how are you. Xavier believes that we must be aware of the fractures produced by the media themselves to responsible journalism exposed by some editors. Furthermore, the development initiatives of codes of ethics for the profession are becoming more numerous and more are missing its true application, not obligations. Hence, perhaps, the importance of laws such as Venezuela.

I can not end this short article without will link a few pages in which, more often than in the mainstream media, you can find items that follow the guidelines mentioned by Professor turned. This is just an example and I’m sure there are and will be many more, plus the millions of blogs (like Gervasio Sanchez in the Heraldo de Aragón or Chema Caballero and others in the country – spanish links) and as Xavier said, faults produced in the hegemonic system of communication, it be called Bradley Manning or Wikileaks:

Something about ethics and journalism

SALUD!

La Corte Penal Internacional es una de las instituciones judiciales de reciente creación, en 1998 tras el Tratado de Roma, más ambiciosas en cuanto a los objetivos y persecución de una justicia Internacional real y eficaz. Durante la séptima sesión del Seminario Intercultral del Máster Universitario Internacional en Estudios de Paz, Conflictos y Desarrollo de la Universitat Jaume I, Maria Chiara Marullo y Javier Pérez Ruíz, abogados, hablaron del funcionamiento, los objetivos y las dificultades que encuentra este organismo en el mundo contemporáneo para llevar a cabo su labor.

“No hay crimen más grande que aquél que se perpetra a conciencia de su impunidad”

Thomas Hobbes

Los primeros indicios que se tienen sobre tratados o acuerdos sobre justicia internacional en pro de lo que hoy llamaríamos derechos humanos tienen se esbozan ya en los siglos XV y XVI entorno a acuerdos sobre temas de esclavismo. Sin embargo, no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuyos horrores conmocionaron al mundo, que se empezó a gestar una verdadera Declaración de Derechos Humanos (que bebía de la Declaración francesa de los Derechos del Hombre y del la Declaración americana) en base a la cual se ha ido creando toda una base jurídica en defensa de los Derechos Humanos, a través de diferentes Convenciones.

Sin embargo, durante del siglo XX, las violaciones de Derechos Humanos han sido constantes incluso después de la Segunda Guerra Mundial en lugares como Vietnam, Corea, China, los Balcanes, la “guerra sucia” en la América Latina de las dictaduras y los golpes de estado, Rwanda, Afganistán, Irak, Libia… El Tribunal penal Internacional trata de investigar muchos de estos crímenes, para tratar de que los responsables paguen por ello.

Conscientes de que todos los pueblos están unidos por estrechos lazos y sus culturas configuran un patrimonio común y observando con preocupación que este delicado mosaico puede romperse en cualquier momento,

Teniendo presente que, en este siglo, millones de niños, mujeres y hombres han sido víctimas de atrocidades que desafían la imaginación y conmueven profundamente la conciencia de la humanidad,
Reconociendo que esos graves crímenes constituyen una amenaza para la paz, la seguridad y el bienestar de la humanidad,

Afirmando que los crímenes más graves de trascendencia para la comunidad internacional en su conjunto no deben quedar sin castigo y que, a tal fin, hay que adoptar medidas en el plano nacional e intensificar la cooperación internacional para asegurar que sean efectivamente sometidos a la acción de la justicia…

Estatuto de Roma, Preámbulo

 El Tribunal Penal Internacional tiene sus orígenes en los Tribunales de Nuremberg y de Tokio, en los que se quiso juzgar los crímenes de guerra de Alemania y Japón, pero fueron muy criticados por varios aspectos: en primer lugar porque los militares no habían cometido crimen alguno según las leyes de su país; supuso una imposición judicial de los vencedores a los vencidos, ya que el ejército aliado también había cometido crímenes de guerra y nadie fue juzgado por ello. Además, no se aplicaron principios de temporalidad y territorialidad de los delitos.

A partir de entonces, la ONU planteó la creación de un tribunal permanente en materia criminal, con similar estructura a   la Corte Internacional de Justicia, pero el proyecto no prosperó hasta  los graves acontecimientos del genocidio yugoslavo (1991-1995) y ruandés (1994). Para estos casos, se crearon el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY – en inglés), en 1993, y el Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR – en inglés), en 1194. Ambos tribunales siguen trabajando en el restablecimiento de la justicia, tanto en las zonas de la antigua Yogoslavia (en inglés) como en Rwuanda.

De este modo, la creación del Tribunal Penal Internacional en 1998, tras el Tratado de Roma, supuso la creación de un organismo que sería capaz de investigar los crímenes a lo largo y ancho del planeta. Sin embargo los crímenes que puede conocer la Corte se encuentran limitados a los señalados en el artículo 5 del Estatuto de Roma, que son:

  • El Crimen de agresión (art. 8 bis, según Resolución 6 del 11/06/2010 de la Asamblea de Estados Parte del Estatuto de Roma).

El funcionamiento de este organismo puede verse detallado en este artículo de Carolina S. Anello. Abogada (Universidad de Buenos Aires), pero lo más importante a tener en cuenta son el criterio de Jurisdicción Civil Universal (sólo utilizada por EEUU y por algunos tribunales especiales) y la Jurisdicción Penal Universal, cuya única base para abrir un proceso es la naturaleza del crimen. Del mismo modo, este organismo trabaja con un programa de víctimas muy desarrollado en el que ellas mismas participan y so protegidas como testigos. La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) ha puesto a disposición de todo el mundo un “Manual para víctimas, sus representantes legales y ONG sobre los derechos de las víctimas ante la Corte Penal Internacional”.

El caso Pinochet, llevado por Audiencia Nacional desde España, el caso Sharon, juzgado por tribunales belgas o el caso de Guantánamo, llevado también desde España, son ejemplos de esto. Sin embargo, el Gobierno español limitó la capacidad de sus tribunales por presiones de países como EEUU o Israel tras la petición de investigación de los crímenes de guerra israelís en varios ataques a la Franja de Gaza.

Actualmente, Uganda, la República Democrática del Congo, Darfur (Sudán), Kenia, la República Centroafricana, Costa de Marfil y Libia ocupan la mayor parte de las actividades del Tribunal, pero siguen recibiendo casos cada día. Sin embargo, ciertos grupos critican al Tribunal por haber rechazado las invitaciones de países como Libia para labores de supervisión y de observancia, o de haber tenido en cuenta sólo la documentación aportada por el Consejo Nacional de Transición sin prestar atención a los informes de grupos independientes del Reino Unido y de Bélgica, que llevaron a cabo estas labores durante el conflicto. De esta manera, se acusa al Tribunal de cierta parcialidad.

Algunos de los casos más mediatizados últimamente han sido los de Saif al-Islam, hijo de Gadafi, y de Felipe Calderón, presidente de México.

Saif al-Islam

Felipe Calderón

Para los que os interese, CONTRAVÍA entrevistó a Kai Ambos, Juez Tribunal Internacional y experto en Corte Penal Internacional, sobre el caso colombiano.

No obstante, quizá el problema de la justicia es su lentitud, la cual no puede responder a la velocidad con la que ocurren los acontecimientos.

Michel Collon es periodista y formó parte de los grupos de observación independiente en Libia.

A pesar de todo, creo que debemos ser optimistas y trabajar juntos para que la justicia sea reparada allá donde haya sido lesionada. Es nuestra responsabilidad como trabajadores por la paz.

“Una cualidad de la Justicia es hacerla pronto y sin dilaciones; hacerla esperar es injusticia”
Jean de la Bruyere (1645-1696). Escritor francés
“Lo que consideramos justicia es, con mucha frecuencia, una injusticia cometida en nuestro favor”
Reveillere
¡SALUD!
_____________________________________________________________________________________________

The International Justice and International Crimes

The ICC is a judicial institution recently created in 1998 following the Treaty of Rome, more ambitious in terms of objectives and pursuit of a real and effective international justice. During the seventh session of the Intercultural Seminar at the International University Master in Peace, Conflict and Development at the University Jaume I, Maria Chiara Marullo and Javier Perez Ruiz, lawyers, spoke of the operation, the objectives and the difficulties encountered by this organism in the worldcontemporary to carry out their work.

“There is no greater crime than that which is perpetrated with impunity consciousness”

Thomas Hobbes

Early indications are that treaties or agreements on behalf of international justice in what we now call human rights have outlined already in the fifteenth and sixteenth centuries agreements around issues of slavery. However, it was not until after the Second World War, whose horrors shocked the world, began to take shape a true Declaration of Human Rights (which drank from the French Declaration of the Rights of Man and of the American Declaration) based to which has created an entire legal basis to defend human rights through various conventions.

However, during the twentieth century, human rights violations have been ongoing even after the Second World War in places like Vietnam, Korea, China, the Balkans, the “dirty war” in Latin American dictatorships and coups state, Rwanda, Afghanistan, Iraq, Libya … The International Criminal Court is investigating many of these crimes, to try those responsible pay for it.

Conscious that all peoples are united by common bonds, their cultures pieced together in a common heritage, and concerned that this delicate mosaic may be shattered at any time

Bearing in mind that in this century millions of children, women and men have been victims of unimaginable atrocities that deeply shock the conscience of mankind,

Recognizing that such grave crimes threaten the peace, safety and welfare of humanity,

Affirming that the most serious crimes of concern to the international community as a whole must not go unpunished and that, to this end, we must take action at the national level and enhance international cooperation to ensure that they are actually subjected to the action of justice …

Rome Statute, Preamble

The International Criminal Court has its origins in the Nuremberg and Tokyo, which would judge the war crimes of Germany and Japan, but were heavily criticized by several aspects: first, because the military had not committed any crime under the laws of their country was a judicial imposition of the victors to the vanquished, as the allied army had also committed war crimes and no one was tried for it. Also, do not apply principles of temporality and territoriality of crime.

Since then, the UN proposed the creation of a permanent court in criminal matters, with a similar structure to the International Court of Justice, but the project did not prosper until the serious events of Yugoslav genocide (1991-1995) and Rwanda’s (1994) . For these cases, created the International Criminal Tribunal for the Former Yugoslavia (ICTY) in 1993, and the International Criminal Tribunal for Rwanda (ICTR ) in 1194. Both courts are still working on the restoration of justice, both in areas of the former Yogoslavia and Rwuanda (spanish link).

Thus, the creation of the International Criminal Court in 1998, after the Rome Statute, led to the creation of a body to be able to investigate crimes throughout the world (spanish link). But the crimes that the Court could hear are limited to those listed in Article 5 of the Rome Statute, which are:

The operation of this organization may be detailed in this article, but more important to consider are the criteria of Universal Civil Jurisdiction (only used by the U.S. and some special courts) and the Universal Criminal Jurisdiction, whose only basis for starting a process is the nature the crime. Similarly, the agency works with a highly developed program for victims in which they themselves participate and protected so as witnesses. The International Federation of Human Rights (FIDH) has made available all over the world a “Handbook for Victims, their Legal Representatives and NGOs on the rights of victims before the International Criminal Court.”

Pinochet case, led by National Court from Spain, Sharon case, tried by Belgian courts and the case of Guantanamo (spanish link), taken also from Spain, are examples of this. However, the Spanish government limited the ability of the courts under pressure from countries like the U.S. or Israel after the request for an investigation of Israeli war crimes in several attacks on the Gaza Strip.

Currently, Uganda, the Democratic Republic of Congo, Darfur (Sudan), Kenya, Central African Republic, Ivory Coast and Libya occupy the majority of the Court’s activities, but continue to receive cases every day. However, some groups criticize the Court for refusing invitations from countries like Libya for oversight and enforcement, or having taken into account only the documentation provided by the National Transitional Council, ignoring the reports of independent groups the UK and Belgium, who carried out this work during the conflict. Thus, the Court is accused of partiality.

Some of the most media attention lately have been those of Saif al-Islam, son of Gaddafi, and Felipe Calderon, president of Mexico.

Saif al-Islam

Felipe Calderon

However, perhaps the problem of justice is slow, which can not respond to the speed with which events occur.

Michel Collon is a journalist and became part of independent monitoring groups in Libya.

Nevertheless, I think we should be optimistic and work together for justice to be repaired where it has been damaged beyond. It is our responsibility as peacemakers.

“A quality of justice is to do it quickly and without delay, make her wait is injustice”

Jean de la Bruyere (1645-1696). French writer

“What we consider justice is too often an injustice in our favor”

Reveillere

SALUD!